Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El referéndum, sin salida

Investigar a las empresas que pueden ser posibles proveedoras para el referéndum ilustra hasta qué punto se quiere impedir

Whatsapp

Está claro que esta vez el Gobierno central no está dispuesto a que en Catalunya se celebre, no ya un referéndum, sino ningún sucedáneo del mismo ni nada que se le pueda parecer como sucediera el 9-N. Esta vez no valen ni pactos previos de tolerancia a cambio de no hacer ostentación de los resultados. En esta ocasión el Gobierno central va con todas sus armas para que en Catalunya no se realice consulta alguna sobre la independencia. En esta línea, cada paso que se da desde el Parlament de Catalunya como desde el Govern recibe la respuesta inmediata por parte del Ejecutivo de Rajoy, ya sea por la vía de la Fiscalía, ya sea por la vía judicial, ya sea por las armas menos confesables de las que también dispone cualquier Estado fuerte. En esta linea se enmarcarían las órdenes que ha recibido la Guardia Civil para indagar en las empresas tecnológicas y de logística que pudieran prestar servicios a la Generalitat con el fin de organizar la consulta proscrita. En términos jurídicos, tal proceder es más que cuestionable, pero es una demostración más de que el referéndum no tiene opción alguna y que la única salida a este callejón sin salida en el que se encuentra sumida Catalunya es la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas. Si los resultados no clarifican la situación, ya sea en el sentido de descartar el procés o de sentar al Gobierno a negociar una nueva Constitución, entraremos en un laberinto kafkiano.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También