Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Podemos pierde fuelle

De momento, según las últimas encuestas, sólo Mariano Rajoy consigue peor nota de valoración que Pablo Iglesias

Whatsapp

El período entre elecciones que atravesamos ha motivado a los partidos a adaptar su estrategia después de los resultados de las autonómicas de Catalunya. Uno de los partidos que más se deberá adaptar será Podemos. Después de haber renunciado al programa radical de izquierdas con que concurrió a las elecciones europeas, después de haber eliminado el sistema asambleario de toma de decisiones con que sedujo a toda una clientela joven hoy desengañada, después de haber renegado de la ubicación izquierdista y declarado que aspira a la transversalidad y al centrismo, Pablo Iglesias busca ahora a la desesperada un programa-milagro con que recuperar el prestigio perdido y la audiencia que ha desertado del oportunismo populista. El fracaso de Podemos en Catalunya -su alianza con ICV ha obtenido menos votos que los que logró en solitario la formación catalana en 2012- ha sido resonante y probablemente marque el declive definitivo de una formación que ha creído que la ambigüedad engañaría a alguien en este país. De momento, según las encuestas, sólo Rajoy consigue peor nota que Iglesias. Un periodista ha llamado a Pablo Iglesias ‘equilibrista en apuros’, y es difícil encontrar mejor definición. En cualquier caso, su negativa a formalizar una convergencia de izquierdas con IU y otras organizaciones porque, a su entender, ello imposibilitaría obtener una masa crítica significativa que le permitiera gobernar parece una broma de mal gusto.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También