Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sensatez alemana

Rebelión «inadmisible». La justicia de Schleswig-Holstein impone sentido común

JOSEP CRUSET

Whatsapp
Cárcel de Neumünster

Cárcel de Neumünster

Ha tenido que ser un juzgado del norte de Alemania, concretamente del antes impronunciable y ahora famoso estado federado de Schleswig-Holstein, el que aporte una dosis de sentido común a la política catalana y a la justicia española.

El juez germano considera que la imputación del delito de rebelión es «inadmisible» por no cumplirse el requisito de la violencia, pero cree que sí puede ser aceptado el de malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante.

En consecuencia, la justicia germana no ve que Puigdemont corra riesgo de persecución política, ya que al expresidente de la Generalitat se le acusa de un delito castigado también por la ley alemana y no por sus ideas.

Vergonzante revés para el juez Llarena. Tengo para mí que, por cuestiones históricas, los jueces alemanes son mucho más conscientes que algunos magistrados españoles de hacia dónde conduce anteponer las razones de Estado a la recta aplicación de la ley.

Ha querido la casualidad que la noticia pillase al ministro español de Justicia, Rafael Catalá, cuando se disponía a presentar la conferencia del abogado reusense Pere Lluís Huguet en el Club Siglo XXI de Madrid. Huguet, presidente de la asociación de juristas catalanes Llibertats, habló sobre «Cataluña y Estado de Derecho». La del tribunal alemán debió ser una aportación muy interesante para el debate posterior.

Veremos si la inyección de sensatez alemana también   disuade al independentismo de nuevos órdagos inviables y contribuye a afrontar con realismo la necesaria investidura de un presidente y un gobierno para Catalunya.

 

 

Comentarios

Lea También