Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La gasolina, por las nubes

| Actualizado a 27 mayo 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El precio de la gasolina y el del gasoil siguen escalando hasta el punto de marcar nuevos máximos históricos. Este encarecimiento está neutralizando el descuento de 20 céntimos por litro aprobado por el Gobierno sin que aparentemente nada justifique ese incremento. En este sentido, la vicepresidenta Nadia Calviño ya advirtió a las petroleras que permanecería vigilante ante las sospechas de que la subvención podría servir para que elevaran los precios que se pretenden rebajar con la intervención pública. Competencia se pronunció la semana pasada a este respecto y apuntó que no apreció tal comportamiento, sino que, al contrario, en algunos casos se detectaron bajadas de precios para competir con otras gasolineras.

Esta situación de especial carestía de los carburantes llega en un momento en que el Gobierno debate sobre la oportunidad de mantener la bonificación tal y como está ahora, es decir, de afectación universal, o mantenerla exclusivamente para los más vulnerables. En el fondo de este problema se halla, entre otras causas, el hecho de que la Unión Europea ha evitado afrontar la crisis desatada por la invasión de Ucrania con iniciativas de ahorro energético para preservar la recuperación a costa de la inflación.

NI siquiera mantener la ayuda de 20 céntimos por litro será una solución si la UE no supera su dependencia energética

De manera que a la mala conciencia por estar apoyando a Ucrania con reconocimiento diplomático, armamento, ayuda humanitaria y acogida de refugiados mientras seguimos a expensas de la extorsión que la autocracia de Putin aplica sistemáticamente sobre el mercado mundial, se le une la sensación de impotencia que genera llenar la mitad del depósito con el dinero que no hace tanto permitía colmarlo. Resulta desconcertante que los carburantes hayan subido respecto a los precios del inicio de la guerra o durante el paro de los transportistas. Pero el mantenimiento de los 20 céntimos por litro no será una solución, ni siquiera a un plazo inmediato, mientras la UE no supere su dependencia energética.

Comentarios
Multimedia Diari