Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Urge desencallar el conflicto en el Port

| Actualizado a 13 septiembre 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los cambios laborales en el sector de la estiba por la reforma legislativa de los Centros Portuarios de Empleo y de la modificación de la Ley 14/1994, de 1 de junio, aprobada por el Gobierno y que regula las relaciones laborales en el sector de la estiba, ya se dejan notar en Tarragona.

El cambio normativo se ha traducido en la disolución de Estarraco, la empresa que facilitaba personal para la realización de labores de estiba, y la subrogación de los empleados a las compañías estibadoras.

La nueva situación ha generado un conflicto en el Port de Tarragona, que ha derivado en una disminución de la actividad de carga y descarga de los buques, lo que, en el caso de los productos alimentarios y de los animales vivos, representa un enorme problema, dado el carácter perecedero de los productos.

La situación es especialmente grave, toda vez que la actividad del Port en lo referente a cereales y piensos se ha reducido sensiblemente y está en estos momentos a un tercio de lo que es habitual.

Ni el Port ni Tarragona pueden permitirse poner en riesgo el trabajo y la competitividad de una institución tan importante

Tan grave, que ya algunos barcos con destino a Tarragona han sido desviados a otros puertos. Se trata de un problema que, por su afectación sobre diversos sectores, va mucho mas allá del Port de Tarragona, ente que, no lo olvidemos, es uno de los grandes motores económicos de este territorio, por lo que una crisis en el Port acabaría perjudicando la actividad y el empleo en toda la provincia.

Ni el Port ni Tarragona pueden permitirse poner en riesgo la competitividad de una institución tan importante en unos momentos en que se avizoran nubarrones negros, con la inflación y los precios de la energía disparados como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Resulta, pues, obligatorio hacer un llamamiento al diálogo y al entendimiento entre todas las partes para desencallar el conflicto lo antes posible, con los menos perjuicios y de forma que el Port no pierda un ápice de su competitividad ni de su buen nombre, ganado con mucho y buen trabajo.

Comentarios
Multimedia Diari