El lapsus

| Actualizado a 30 noviembre 2021 12:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hay lapsus que dicen mucho de quienes los sufren. Hay lapsus que quizá sean más traiciones del subconsciente que lapsus en sí mismos. Sí, hay lapsus que reflejan lo que de verdad cree su autor. Quizá un ejemplo de esto sea el que tuvo hace unos días el portavoz de Vox en el Ayuntamiento madrileño de Móstoles, Israel Díaz, en el pleno municipal, durante el debate de una moción presentada por todos los grupos, excepto Vox, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el 25 de noviembre. Allí, ante todos los presentes, Díaz dijo que «nosotros no odiamos a las mujeres. En nuestro partido hay muchísimas mujeres de gran valía, casi tanto como la de los hombres». Y esto lo dijo supuestamente para demostrar su respeto y su alta consideración por las mujeres. Si pronunció esto en un pleno, en público, con luz y taquígrafos, me gustaría ver lo que suelta en la barra del bar cuando está con sus amigos. O quizá, no; quizá prefiero no saberlo. Luego, ante el revuelo causado por sus palabras, que no tardaron en hacerse virales por las redes sociales, el concejal no tardó en pedir disculpas y atribuir su desafortunada frase a «un lapsus» –siempre tan socorridos...–. Sea como fuere, el hecho refleja que buena parte de esta sociedad aún tiene una asignatura pendiente con la igualdad. Porque estos lapsus no se producirían si no se tuviera internalizado que la mujer es un ser inferior al hombre. Sí, pese a lo que creemos que hemos avanzado, el día a día nos demuestra que aún queda mucho por hacer. Muchísimo.

Comentarios
Multimedia Diari