Cómo superar la muerte de un padre

| Actualizado a 03 enero 2019 16:52
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

A todos nosotros, tarde o temprano en la vida, nos llega el momento de nuestro fallecimiento, y lo cierto es que lo tenemos más que asumido, o al menos deberíamos. Lo que parece que no tenemos tan asumido es el fallecimiento de nuestro padre, puesto que, junto a nuestra madre, es la persona que nos ha dado la vida, y con la que más tiempo hemos pasado a lo largo de nuestros días.  
 
No hay duda de que el fallecimiento de un padre es un momento muy doloroso, que en función de cada persona variará su intensidad, y que obviamente, no desaparece de la noche a la mañana. De hecho, es muy probable que no consigas deshacerte de ese dolor durante el resto de tu vida.

Pero esto, lejos de ser un problema, debe ser un motivo para quedarte con los buenos recuerdos y tirar hacia adelante con más fuerza que nunca. Debes ser consciente de que vas a estar triste, de que vas a pasar por momentos complicados, y de que habrá días en los que no podrás evitar que te caigan las lágrimas, pero cuanto antes asumas esta pérdida y aprendas a vivir sin la persona fallecida, será mucho mejor.

En cualquier caso, a la hora de superar el fallecimiento de un padre, las prisas no son buenas compañeras, y son diferentes los estudios que han demostrado que, de media, el fallecimiento de una persona tan significativa comienza a superarse a partir del segundo año.

Y aunque no existen fórmulas matemáticas que ayuden a superar la pérdida, a continuación queremos compartir contigo una serie de consejos que te serán de gran ayuda, o al menos eso esperamos.

Tómate el tiempo que necesites

Como ya hemos comentado, las prisas no son buenas compañeras a la hora de superar el fallecimiento de un padre, por ello es importante que te tomes el tiempo necesario para ello.

Es importante que no trates de acelerar las etapas de duelo, y mucho menos que hagas como si no hubiera ocurrido, porque obviamente no es así.

Deberás mantenerlo en el recuerdo, quedarte con los buenos momentos, y mirar siempre hacia adelante. No olvides que aunque tu padre ya no esté, la vida continúa.

Comparte tus sentimientos

Los expertos aseguran que reprimir los sentimientos y actuar como si ya estuvieras recuperado, o como si la pérdida no te hubiera afectado, es una de las peores cosas que se pueden hacer. Especialmente cuando se trata del fallecimiento de una persona tan cercana como un padre.

Ahora más que nunca es cuando debes apoyarte en tus seres queridos, compartir con ellos tus sentimientos y dejarte ayudar. Uno de los mejores remedios es ser escuchado y desahogarte. Y si lo crees necesario, no dudes en recurrir a ayuda profesional.

Si tienes la necesidad de hablar del tema, busca esa persona que esté dispuesta a ayudarte y exprésale como te sientes. No hay nada como la ayuda de un ser querido para recuperarte de estos momentos tan dolorosos.

Preserva su recuerdo

Que tu padre se haya ido no significa que tengas que olvidarle, sino todo lo contrario. Es importante que preserves su recuerdo y que te quedes con lo bueno que habéis vivido juntos.

Aquí queremos destacar los colgantes para cenizas, que se han convertido en una alternativa muy recomendable para superar la pérdida de un ser querido. Te ofrecen la oportunidad de recordar a tu padre a diario, llevándolo siempre contigo, y permitiéndote expresar el amor que sientes por él en todo momento.

Te recomendamos que eches un vistazo al catálogo de la empresa PorSiempre de colgantes para guardar las cenizas de un ser querido. Se trata de una empresa catalana de Vilanova i la Geltrú, que cuenta con una amplia variedad de joyas de todo tipo para guardar las cenizas de un ser querido (colgantes, pulseras, diamantes, etc.), que presumen de una excelente calidad. Desde aquí hemos tenido la oportunidad de tratar con ellos, y el servicio y la experiencia ha sido impecable.

Haz aquello que no pudiste realizar con él

Si tu padre tenía el sueño de hacer algo contigo que no tuvo la oportunidad de cumplir, como viajar a algún destino concreto, realizar una maratón, acudir a un concierto de vuestro grupo de música favorito, hacer el Camino de Santiago o cualquier otra actividad, quizá sea el momento de que lo hagas.

Será una excelente ocasión para reflexionar, para recordar algunos de los mejores momentos que vivierais juntos y también para llorar. Porque llorar, a veces es la mejor medicina.

De modo que ya lo sabes, si tu padre ha fallecido, va a ser un momento doloroso, muy doloroso, pero con una buena actitud, conseguirás superarlo, manteniéndolo siempre contigo. Esperamos que estos consejos te hayan sido de gran ayuda.

Comentarios
Multimedia Diari