Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A la cárcel un reusense de 22 años con una orden de busca y captura

Los Mossos reconocieron el vehículo del hombre y él se resistió a ser detenido porque le constaba una orden judicial. Había cometido una quincena de delitos durante el mes de marzo

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de los Mossos d'Esquadra. FOTO: DT

Imagen de archivo de los Mossos d'Esquadra. FOTO: DT

Un vecino de Reus de 22 años y nacionalidad española ha ingresado en prisión acusado de más de una quincena de hechos delictivos perpetrados el pasado mes de marzo en varios municipios del Baix Camp, el Tarragonès y el Alt Camp. En concreto, sobre el joven pesaba una orden de busca y captura dictada por el juzgado de instrucción número 3 de Reus por dos robos con violencia, cuatro robos con fuerza, tres de incendio, cuatro robos y hurto de uso de vehículo, tres de daños, uno de amenazas y uno de maltrato animal.

El pasado 13 de agosto, una patrulla de los Mossos d'Esquadra reconoció el vehículo del joven a Reus y, al verla, el individuo huyó a pie con otro joven de 20 años en dirección a la calle Astorga de la capital del Baix Camp. A continuación, se montó un dispositivo policial que permitió detenerlos en la calle Moncayo como presuntos autores de un delito de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.

Según los Mossos, el individuo se resistió a ser arrestado porque sabía que tenía que ingresar en prisión, dado que sobre él pesaba una orden judicial por varios hechos delictivos ocurridos durante el mes de marzo de 2018. Concretamente, la noche del 2 de marzo fue sorprendido por el propietario de una finca de Riudoms, al cual amenazó y agredió tirándole botellas de vidrio y diferentes objetos contundentes. También roció el hombre con un espray de defensa. Acto seguido, se desplazó a otra masía de Reus, donde forzó la reja y prendió fuego, lo que calcinó la primera planta de la casa.

La noche del 3 de marzo, el joven perpetró una serie de robos con fuerza en diferentes cortijos de la zona del Baix Camp y, en uno de ellos, concretamente en la Selva del Camp (Baix Camp), sustrajo una furgoneta. El 4 de marzo, el detenido prendió fuego en una casa en construcción de Constantí con una persona en el interior y posteriormente incendió su vehículo. La víctima pudo escapar de la casa en llamas.

Horas más tarde, el detenido, acompañado de más personas, robó en otra finca de Constantí y obligó a la persona que residía a abrirle la casa bajo la amenaza de quemarla con él en el interior. En este caso, también rociaron a la víctima con espray de defensa e hirieron a un perro al cual tuvieron que sacrificar días más tarde debido a las lesiones. Después de cometer el robo, los ladrones sustrajeron un camión con el cual huyeron. El detenido, que acumula más 26 antecedentes policiales, pasó jueves a disposición del juzgado de guardia de Reus, el cual decretó su ingreso en prisión.

Temas

  • sucesos

Comentarios

Lea También