Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Catalina Serra: 'La dimensión de Urgencias es la correcta'

Entrevista a la Directora del Servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus
Whatsapp
La actual directora de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus, Catalina Serra. Foto: Alba Mariné

La actual directora de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus, Catalina Serra. Foto: Alba Mariné

-¿Por qué decidió presentarse para ocupar la plaza de directora del Servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus?

- Me gusta la gestión y hasta ahora me he dedicado a ello. Vengo de fusionar dos servicios de urgencias en el Consorci Sanitari del Garraf, y por lo tanto tengo experiencia en este campo. A nivel profesional esta plaza supone una oportunidad al tratarse de un hospital universitario con un gran potencial, y a nivel personal es un reto.

 

- Entre otras responsabilidades se le ha encomendado liderar el nuevo plan funcional para mejorar el servicio.

- Después de llegar tuve un primer contacto con los profesionales de urgencias y los jefes de cada servicio del hospital para conocer la idiosincrasia del centro. A partir de aquí, lo que pretendo es dar continuidad a este plan de mejora y preparar el servicio para el invierno. El plan incluye la reorganización de los circuitos existentes, adecuar el espacio para afrontar la época invernal, etc.

 

- ¿Qué mejoras conllevará en el servicio?

-El tema clave es la orientación del nuevo modelo de manejo del paciente, es decir, un plan funcional en el que el paciente es el centro. Esto supone valorar al paciente de una manera holística, es decir, no ser disruptivo durante la atención. Es importante mantener una relación estrecha y cordial con los servicios de Medicina, Traumatología y Cirugía, al mismo tiempo que estar en contacto con la primaria, valorando también la situación social del paciente para que un problema social no termine convirtiéndose en un problema mayor a nivel sanitario.

 

- La identificación del acompañante del enfermo mediante una pulsera es una de las medidas previstas en el plan funcional.

- El control del acceso a Urgencias es muy importante. Debemos permitir que los pacientes puedan estar acompañados, para que se encuentren más seguros y que los médicos tengan un interlocutor, pero también hay que garantizar la confianza y la intimidad del paciente.

 

- Actualmente, ¿cuáles son las principales debilidades y fortalezas de Urgencias?

-Entre los profesionales existe una gran calidad humana y una formación excelente. Hay muchas ganas de querer cambiar en positivo, y este es un valor añadido e incalculable que tiene el hospital. Los puntos débiles, como en todo servicio de urgencias, se centran en optimizar los circuitos, adecuar los espacios, etc.

 

- ¿Son suficientes los recursos que se destinan al Servicio de Urgencias?

- A día de hoy con lo que tenemos podemos trabajar bien. Si en algún momento detectamos que existe alguna carencia lo haremos saber. Por ahora lo más importante es ordenar lo que tenemos. Estamos correctamente dimensionados a nivel de infraestructura y de personal. Las urgencias cambian y las necesidades de las personas también, y por ello tenemos que adecuarnos a cada realidad.

 

- En épocas del año resurge la polémica sobre la saturación del servicio. ¿Cómo ha transcurrido el verano?

- Como cada año hemos asumido el aumento del trabajo, fruto del mayor número de población flotante. Cada situación se ha resuelto sin ningún tipo de activación especial.

 

- ¿Cuál es el tiempo de espera medio en Urgencias?

- El tiempo medio de visita está alrededor de los 35-40 minutos, mientras que el tiempo de triaje, es decir, de primer contacto con una enfermera, es de alrededor de 12 minutos.

 

-¿Cómo se puede mejorar este ‘cronómetro’?

-Tenemos margen de mejora. Cambiar los circuitos de ubicación o la mejora de la megafonía que ya sea realizado, ha de permitir estrechar la espera, si bien ninguno de los dos tiempos está sesgado como para tener que tomar medidas drásticas. Con las mejoras que implementaremos el tiempo disminuirá.

 

- Personas con enfermedades crónicas acuden frecuentemente al servicio. ¿Cómo se puede ‘corregir’ este ‘mal uso’ con la colaboración de los médicos de familia?

- El término ‘mal uso’ no me gusta, porque el paciente acude a buscar lo que necesita donde cree que lo encontrará. Desde Urgencias tenemos que intentar que el proceso de atención entre dentro de un continuo asistencial y facilitar que el paciente acuda a la primaria cuando tenga que hacerlo.

Es cierto que hay cuestiones que se pueden atender perfectamente y con toda garantía en la primaria. Tenemos que explicar que la primaria lo hará tan bien como nosotros.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También