Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio Gaudí denuncia una plaga de ratas por la suciedad de algunos solares

Las casas adosadas próximas a un solar de la calle Josep Aladern y algunos bloques de la calle Badalona, las zonas más afectadas
Whatsapp
En la calle Josep Aladern hay un solar vallado (derecha) con mucha suciedad. Foto: Pere Ferré

En la calle Josep Aladern hay un solar vallado (derecha) con mucha suciedad. Foto: Pere Ferré

Los vecinos del barrio Gaudí, especialmente los que viven en las casas adosadas que hay en las calles comprendidas entre el Mas Carandell y la avenida de Saragossa, empiezan a estar un poco hartos por la presencia de ratas. Los afectados achacan un aumento de estos roedores al hecho de que en el barrio hay diversos solares en mal estado, donde la suciedad y el abandono se han adueñado de unos espacios privados cuyos propietarios tienen abandonados.

Santiago Benaiges, vecino de la calle Josep Aladern y miembro de la junta directiva de la Associació de Veïns del Barri Gaudí, explica al Diari que «antes podías ver alguna rata, pero lo que es cierto es que en los últimos años hemos notado un aumento importante y el problema se ha acentuado. Salen de algunos solares que están en muy mal estado y lo que no puede ser es que estés tan tranquilo en el jardín de tu casa y veas como pasa una rata delante tuyo».

Los puntos más problemáticos son un solar que hay en la esquina de las calles Josep Aladern, Terol y Magda Folch i Solé, y que está justo al lado de unas casas unifamiliares. Al lado hay otro solar que, aunque ahora está limpio, también ha estado muy abandonado en otras ocasiones. Santiago explica que «hace pocos días se abrió un agujero en el asfalto de la calle Magda Folch i Solé, vino un técnico municipal y me dijo que dentro había una ratera». Desde la asociación de vecinos entienden que «el ayuntamiento hace lo que puede y requiere a los dueños de estos solares que los tengan en condiciones, pero deberían insistir más o hacer algo para que los limpiasen más a menudo». Otro punto conflictivo es la calle Badalona, donde en los parterres de algunos bloques pueden verse los agujeros que han hecho las propias ratas para esconderse.

Casi 70 requerimientos

Precisamente, el Ayuntamiento de Reus informó la semana pasada que en lo que llevamos de año ha realizado 68 requerimientos a dueños de solares en mal estado o abandonados para que procedan a realizar la limpieza y mantenimiento. Se trata de fincas que, por su situación de abandono, suponen un riesgo por motivos de higiene o posibilidad de incendios.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También