Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gobierno de Reus tacha de «alarma innecesaria» las críticas del PSC

Noemí Llauradó, presidenta del Hospital, acusa a los socialistas de utilizar a los pacientes políticamente. 

Marc Càmara

Whatsapp
Imagen del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: Alfredo González

Imagen del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: Alfredo González

Las duras declaraciones del PSC el pasado lunes, asegurando que el cierre del acelerador «tendría un costa en vidas humanas», han levantado ampollas en el Hospital Sant Joan de Reus, y más concretamente en la figura de la presidenta del Consell d’Administració, la republicana Noemí Llauradó. Llauradó salió al paso de las declaraciones del líder socialista, Andreu Martín, pero lo hizo a través de un comunicado enviado por el responsable de comunicación del Hospital Sant Joan. 

El comunicado recogía declaraciones de Llauradó en las que afirmaba que «se ha creado un alarmismo innecesario con afirmaciones que no se sostienen en una base ni fundamento reales. Crear confusión en este tema sólo compromete el prestigio de los profesionales del Hospital». 

Llauradó lamenta que el paro temporal del acelerador lineal haya causado una alarma infundada y duda de la intencionalidad que perseguían los socialistas. «Es decepcionante que temas tan sensibles se quieran aprovechar para hacer política, con un interés partidista, sin tener en cuenta el malestar que genera entre los pacientes que tienen que recibir radioterapia y el elevado coste emocional que producen algunas de las afirmaciones que se han hecho». 

El comunicado termina con un llamamiento a a la responsabilidad en aquellos temas relacionados con la sanidad. 

Sin dar la cara
Durante la jornada de ayer, 24 horas después de las duras declaraciones de Andreu Martín, el alcalde de la ciudad, Carles Pellicer, a preguntas de los periodistas, no quiso dar su opinión al respeto.

De hecho, se limitó a anunciar el comunicado que, por la tarde, se enviaría desde el Hospital. 

Noemí Llauradó tampoco se dejó ver, lo que levantó críticas en el Ayuntamiento «por centrar sus esfuerzos en el Parlament y olvidar el Hospital y la ciudad», decía ayer un representante de la oposición en privado. 

Temas

Comentarios

Lea También