Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus ZONA EXCLUSIVA

El virtuoso de las cuerdas

Roger Morelló. El reusense se ha hecho un hueco en Alemania, la cuna de la música clásica. Reside en la ciudad de Colonia y se ha especializado en el violonchelo

Marc Libiano

Whatsapp
El músico Roger Morelló. FOTO: FUNDACIÓ CATALUNYA LA PEDRERA

El músico Roger Morelló. FOTO: FUNDACIÓ CATALUNYA LA PEDRERA

A Roger Morelló (Reus, 1993) aquel sonido que transmitía paz que tanto apreciaba su madre le hipnotizó. En casa adoraban la música clásica y desde la infancia, el reusense pareció adoptar una determinación clara; quería dedicarse a la música. Habitual en la Riera Miró, cursó sus estudios de formación inicial en La Salle, justo antes de especializar su camino. También mostraba otra pasión los fines de semana; el baloncesto. La exigencia de la música le obligó a tener que elegir pronto. «Fue una decisión muy difícil para mí, pero siempre quise dedicarme a la música», reconoce. A los 8 años ingresó en la Escola de Música Xilòfon de Reus para luego pasar por la Escola municipal de Salou y el Conservatori de Vila-seca. Los estudios superiores los adoptó en San Sebastián, ya con el violonchelo como instrumento inseparable. Su fetiche cada noche de concierto.

«El otro día leí que en Alemania va más gente a los conciertos de música clásica que por ejemplo al fútbol»

El cambio de vida y de rutina en Alemania ha significado un impulso definitivo para su carrera. Desde hace cinco años reside en Colonia, donde además de completar sus estudios, ya puede dedicarse de forma exclusiva y profesional a la música. Estamos hablando probablemente del país más tradicional para el registro clásico. Hasta el punto que «el otro día leí que va más gente a los conciertos de música clásica que al fútbol, por ejemplo. Creo que he tomado una buena decisión al venir aquí», afirma Roger. Totalmente adaptado a su nueva ciudad, el artista admite que «puedo aprender mucho. Estudio y comparto experiencia con gente de todos los países. Hay un ambiente internacional muy interesante». Los problemas tienen que ver más con el frío y el idioma, «aunque poco a poco nos vamos acostumbrando».

En cuanto a los conciertos, Morelló exhibe su talento como solista en recitales con orquestra, solo con su violonchelo y con música de cambra. Se ha ganado credibilidad encima del escenario, a pesar de su juventud. Ya ha actuado en el mismísimo Palau de la Música de Barcelona, en la Casa Milà e incluso en la Filarmónica de Berlín, tres plazas estelares para la música clásica.

«Desde pequeño tenía claro que quería ser músico, aunque tuve que tomar una decisión difícil; sacrificar el baloncesto»

Su primer concierto en el Palau vino precedido de un via crucis de aeropuertos y cansancio. El avión que debía llevarle a Barcelona salió con horas de demora y además necesitó aterrizar en Palma de Mallorca a causa del temporal que asolaba El Prat. El segundo avión le presentó en la ciudad condal a pocas horas del concierto. «Apenas pude dormir una pequeña siesta», recuerda. A pesar de los contratiempos, completó una actuación de altura.

«Los nervios antes de salir al escenario siempre están. Yo creo que son la adrenalina necesaria para poder afrontar cada concierto», reconoce el músico, que finaliza el Máster y diploma como solista.

El estreno en casa

Roger Morelló espera con entusiasmo su estreno en la capital del Baix Camp como músico profesional. Todavía no ha podido tocar en casa, aunque esa cuenta pendiente la va a saldar, si la pandemia del coronavirus no lo impide, el próximo 18 de septiembre. Ese día lo ha marcado con fluorescente, ya que va a realizar un recital en el Círcol del Teatro Fortuny, con motivo de la apertura de la temporada de l’Associació de Concerts de Reus. «Es el primer concierto y sinceramente me hace mucha ilusión volver a casa para tocar. Espero que la fecha no se posponga». Reus disfrutará de su virtuoso de las cuerdas.

Temas

Comentarios

Lea También