Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«¡Esta es la mujer que pegó fuego al piso!»

Tensión en el inmueble. La presunta autora del incendio se presentó en el lugar de los hechos y los vecinos la retuvieron hasta que llegaron los Mossos

Joan Morales

Whatsapp
La mujer acusada de los hechos salió del inmueble detenida por los Mossos.  FOTO: A.G.

La mujer acusada de los hechos salió del inmueble detenida por los Mossos. FOTO: A.G.

Son las once y media de la mañana y en la escalera del número 2 de la calle Mossèn Ramon Muntanyola todavía huele a quemado. Los signos del incendio de la pasada madrugada son más que evidentes y algunos vecinos limpian los restos de ceniza que inundan el suelo, sobre todo de la segunda planta. El ‘Diari’ está interesado en conocer de primera mano los testimonios de los habitantes de un inmueble que ocho horas antes tenía que ser evacuado para evitar una desgracia mayúscula. Todos los focos se centran en Judit Fernández, la vecina que vive puerta con puerta con el piso quemado y que tiene muy claro que el fuego fue provocado.

«Han estado todo el fin de semana de gritos y peleas. Primero fue él (en referencia al ciudadano de origen magrebí que ocupaba el piso de manera ilegal y que ha resultado herido grave) quien la madrugada del sábado al domingo empezó a pegar gritos porque ella no le dejaba entrar en el piso. Llamamos a la Guàrdia Urbana y se lo llevaron», recuerda Judit mientras atiende al Diari amablemente en la puerta de su casa. Pero las peleas no acabaron aquí y la madrugada del lunes «sobre las dos, ella llegó borracha e intentó entrar al piso pero no pudo. Estaba la puerta atrancada y él no le abría», añade esta vecina, quien está convencida de que «fue ella la que, antes de irse, rompió la ventana que da al pasillo y quemó el piso».

«Has puesto en  peligro la vida de mi familia y de todos los vecinos»
Judit fernández

La conversación entre esta testigo de los hechos y este redactor se ve interrumpida por la presencia de dos mujeres de origen magrebí. Sus rostros reflejan la sorpresa de encontrarse ante todo el rellano quemado. Judit clava la mirada en una de ellas y la señala con el dedo. «Esta es la mujer que ha quemado el piso». A partir de aquí la vecina empieza a decirle a la presunta autora de los hechos que porqué lo ha hecho. «Has puesto en peligro la vida de todos los vecinos», le recrimina mientras su acompañante le traduce las palabras. Ella lo niega todo y empiezan a aparecer más vecinos en el rellano. La tensión aumenta por segundos y algunos de los habitantes del inmueble empiezan a increpar a la mujer magrebí, quien responde y se encara con sus acusadores.

Una llamada al 112 por parte de uno de los vecinos del bloque ya ha alertado hace unos minutos de la presencia de la presunta autora del incendio. Los Mossos d’Esquadra vienen de camino mientras la discusión entre la mujer magrebí y los afectados por el fuego va a más. «De aquí no te vas hasta que no llegue la policía», le advierte un joven, mientras los gritos y los insultos se suceden.

Dos mossos hablando ayer con la detenida (al fondo de la imagen) y su acompañante. FOTO: A.G.
Dos mossos hablando ayer con la detenida (al fondo de la imagen) y su acompañante. FOTO: A.G.

La densidad en el ambiente se rompe, de repente, por la presencia de dos agentes de los Mossos d’Esquadra que acaban de llegar, casualmente, para llevar a cabo la inspección ocular del piso quemado. Los dos policías apartan a un lado a la mujer y a su acompañante y piden a los vecinos que se calmen. La conversación se alarga hasta que llega una patrulla de seguridad ciudadana de la policía autonómica. A los dos agentes les bastan unos minutos para tener claro que se llevarán detenida a la mujer magrebí, quien aún tiene que escuchar algún que otro insulto por parte de los vecinos. Con las manos esposas a la espalda, la presunta responsable de lo que podía haber acabado en una tragedia sale por la puerta del número 2 de Mossèn Ramon Muntanyola acompañada por la pareja de los Mossos. Pocos curiosos en la calle presencian la escena. Minutos después, la policía autonómica informaba a los medios de comunicación de la detención de esta mujer de 34 años y nacionalidad marroquí, acusada de un delito de incendio. La investigación dirá si también se le acaba imputando el de intento de homicidio.

Comentarios

Lea También