Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fiscalía remitirá a Suecia el caso de la presunta violación de una menor en Reus

El fiscal jefe de Tarragona confirma al 'Diari' que esperan una prueba de ADN de la ropa de la víctima para enviar el expediente
Whatsapp
Imagen del Juzgado de Menores de Tarragona.  Foto: Alba Mariné

Imagen del Juzgado de Menores de Tarragona. Foto: Alba Mariné

Después de que una madre de nacionalidad española, que reside en Suecia haya acusado a la Fiscalía de Menores de Tarragona de «pasividad e inacción» en el presunto caso de violación de su hija de 5 años a finales del año pasado, a cargo de un menor de 14 años, el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Tarragona, Xavier Jou, confirmó ayer al Diari que «en breve confía enviar el expediente del caso a la Justicia de Suecia». Este retraso en el traspaso de toda la documentación, se debe, según apuntó Jou, a que «esperamos los resultados de unas pruebas de ADN de la ropa» de la víctima. «Pedimos los análisis en enero, pero lleva su tiempo tener los resultados que se examinan en el laboratorio», detalló el fiscal jefe.

Los hechos denunciados por Montserrat Fernández se remontan a diciembre del año pasado, aunque han salido a la luz después de que la madre de la pequeña de cinco años enviara el pasado lunes un email a todos los medios de comunicación. Fue en un viaje que la madre hizo con sus dos hijos a Reus, acompañada de una amiga y su hijo de 14 años, cuando habría sucedido la presunta violación, con penetración y uso de preservativo incluido, por parte del adolescente a la menor en un momento en el que se quedaron a solas.

Según la madre, cuando regresó a la casa, su hija le explicó que S. (inicial del nombre del presunto agresor) le había dicho que «jugaran a papá, mamá y los hijos, y que le había quitado la ropa, le había introducido los dedos y su pene».

Después de escuchar a su hija, Montserrat Fernández se encaró con el joven de 14 años, quien reconoció «haberle quitado la ropa e introducido los dedos, pero no que la había penetrado». Seguidamente llamaron a los Mossos d’Esquadra y después la madre llevó a la menor de cinco años al Hospital Sant Joan de Reus.

Una vez en el hospital, los médicos activaron el protocolo que se pone en marcha cuando existen indicios de que puede haberse producido una agresión sexual y llamaron al juzgado de guardia, presentándose minutos después una médico forense, dos mossos y la policía científica. Aunque en su relato Montserrat Fernández asegura que la médico forense -después de realizar el correspondiente reconocimiento a la menor- le había confirmado que «la niña tenía una dilatación en la vagina e hiperemia (abundancia de sangre) en los labios menores», el Fiscal contradijo ayer la información de la madre, asegurando al Diari que «en el examen realizado a la menor no se encontraron signos de penetración» y que «en el informe se especificaba que el himen estaba integro».

En libertad

Los Mossos detuvieron al menor pero, según explica Montserrat Fernández, después lo dejaron en libertad porque «la fiscal había dado la orden de que se dejara sin efecto la detención del menor, ya que era un ciudadano sueco». La madre de la menor también asegura que al día siguiente el presunto agresor se negó a declarar en la Fiscalía de Menores de Tarragona y que «la fiscal, aunque el joven había sido puesto en libertad, me informó que él había sido el autor de los hechos y que aunque tenía un perfil psicópata la ley no permitía dejar a un menor extranjero detenido como medida cautelar».

Según asegura la madre de la víctima de cinco años, su presunto agresor reside en Suecia a escasos 500 metros de su domicilio, por lo que le preocupa el bienestar físico y emocional de su hija, algo que en su día le comunicó a la fiscal.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También