Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las últimas calles adoquinadas cerca de la Llibertat serán semipeatonales

Vía Pública prevé iniciar este año la segunda fase de reforma de un tramo de las calles Miró, Verge Maria, Joan Martell y Santa Elena, y toda la vía Victòria
Whatsapp
Con el inicio de la segunda fase de las obras desaparecerán los adoquines. Foto: Alba Mariné

Con el inicio de la segunda fase de las obras desaparecerán los adoquines. Foto: Alba Mariné

La concejalía de Vía Pública prevé culminar este año la segunda fase de reforma de las calles con adoquines del entorno de la Plaza Llibertat. Concretamente las vías en las que se mejorará el pavimento y los suministros son un tramo de las calles Miró, Verge Maria, Joan Martell y Santa Elena, y toda la vía Victòria. «Las reformas significarán el fin del adoquinado de todas estas calles cercanas también al entorno de Prat de la Riba y la calle Ample», asegura el concejal de Vía Pública del Ayuntamiento de Reus, Hipòlit Monseny. Él mismo reconoce que «la licitación de las obras está pendiente de la aprobación de los presupuestos, «pero en cualquier el coste de los trabajos será similar a la inversión realizada en la primera frase».

Cabe recordar que en el mes de junio del año pasado concluyeron las primeras obras, que afectaron la calle Sant Pau, la calle Sant Pau i Sant Blai, la Travessia de Sant Pau i la Travessia de Sant Antoni. En aquella ocasión la inversión fue de cerca de 300.000 euros. Después de concluir la segunda fase, en la ciudad serán un hecho testimonial las calles con adoquines. La calle Nolla será una de las vías que conservará el adoquinado «como un homenaje de la ciudad para recordar como era Reus a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX».

 

Menos aparcamientos

Igual que en la primera fase, en esta segunda el proyecto también incluye la pavimentación de la calzada y aceras nuevas, además de la modificación de la red de abastecimiento y alcantarillado, entre otras acciones. «Al finalizar los trabajos todas estas calles serán semipeatonales», explica el concejal, quien señala que «este cambio supondrá la pérdida de las plazas de aparcamientos hasta ahora existentes». «Lo que intentaremos es encontrar una alternativa de aparcamiento en otras zonas cercanas», asegura Monseny. Aprovechando la ejecución de estos trabajos Via Pública también prevé asfaltar la calle Alt de Sant Josep.

Otro de los grandes proyectos que está encima de la mesa de trabajo son las obras de la plaza Catalunya, que ya han empezado en lo que afecta a la primera fase. Según el concejal de Arquitectura i Urbanisme, Miquel Domingo, «esta es una de las obras más importantes porque nuestro objetivo es que los peatones puedan ganar más espacio y dar continuidad al Tomb de Ravals». Cabe recordar que los trabajos se realizarán en tres fases, las dos restantes contempladas se llevarán a cabo en el transcurso de este año y del 2016.

 

Otras obras

Por otro lado, el concejal también destaca otras obras prioritarias en la ciudad, como es el caso de algunos trabajos pendientes en el barrio Gaudí y el inicio de mejoras en la Boca de la Mina. Por último, Miquel Domingo destaca que durante este 2015 también existe la intención de «realizar una intervención en la red de carriles bici de la ciudad, una acción que todavía se tiene que estudiar».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También