Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los grafiteros ilegales se ceban con la fachada de la nueva Escola d'Art de Reus

Desde su apertura, en septiembre, este equipamiento cultural sufre ataques constantes que ensucian sus paredes
Whatsapp
Estado en que se encuentra la fachada de la Escola d'Art i Disseny de la calle del Vent. Foto: Pere Ferré

Estado en que se encuentra la fachada de la Escola d'Art i Disseny de la calle del Vent. Foto: Pere Ferré

Los vándalos que se dedican a ensuciar fachadas y mobiliario urbano de todas las ciudades (Reus no es una excepción) parece que no tienen límites para hacer daño y contribuir a que los espacios públicos ofrezcan una imagen deplorable. La fachada de la nueva sede de la Escola d’Art i Disseny y Conservatori de Música de la Diputació de Tarragona en Reus, ubicada en el barrio del Carme, se ha convertido desde su apertura -el pasado mes de septiembre- en el blanco de estos grafiteros que nada tienen que ver con los que verdaderamente son artísticos y respetan los espacios urbanos de la ciudad.

La misma semana que el equipamiento cultural abrió sus puertas ya apareció una primera pintada en la que, con algo de mofa, podía leerse la palabra ‘arte’, acompañada de una firma. Una vez abierta la veda, la fachada de la calle del Vent se ha ido llenando, cada vez más, de grafitis y pintadas que lo único que han hecho ha sido ensuciarla todavía más.

Hace pocos días, el Diari fue testigo de la presencia de una persona de las instalaciones intentando limpiar las pintadas con algún líquido especial, tarea que fue infructuosa. Fuentes de la Diputació de Tarragona consultadas por esta redacción confirmaron ayer que desde el centro son conscientes del problema y agradecen que el Diari lo haga público. Estas mismas fuentes también aseguraron que «las pintadas que vayan apareciendo se irán limpiando, aunque nos tememos que volverán a hacer otras. Se trata de un problema de educación, difícil de combatir».

Con autorización, sí

La ordenanza de civismo del Ayuntamiento de Reus deja bien claro que se permite hacer murales artísticos en un bien privado con la autorización de la propiedad y, en todo caso, con la autorización expresa del Ayuntamiento, previo informe de los servicios municipales competentes. Además, el consistorio también puede determinar lugares o espacios públicos para realizar murales y expresiones gráficas, que nada tienen que ver con los grafitis de la Escola d’Art i Disseny.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También