Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Procesado el exgerente de una empresa por vertidos de aeites y grasas en Reus

El fiscal pide seis años de prisión para el responsable de Reagra acusado de echar aguas residuales en terrenos y barrancos

Diari de Tarragona

Whatsapp

El ahora exdirector gerente de la empresa Reciclajes de Aceites y Grasas SL, Reagra SL de Reus se enfrenta a seis años de prisión, al pago de una multa de 9.000 euros y a la inhabilitación para el ejercicio de la profesión u oficio durante cuatro años por un delito continuado contra el medio ambiente. Además, el fiscal pide 56.626,83 euros de indemnización –que podrían satisfacer las dos compañías de seguros que tenía contratada la empresa–, cantidad destinada a pagar los trabajos de reparación del daño causado, consistente en restaurar y descontaminar las aguas subterráneas de la zona dañada por los vertidos realizados por la empresa. Así se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía. El juicio está previsto para los días 20 y 21 de diciembre en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona.

El acusado fue director  gerente de la empresa desde 2003 y durante tres años. Entre 2004 y 2006 la empresa realizó «con pleno conocimiento de su director gerente», varios vertidos de aguas residuales sobre el terreno, con afectación al medio ambiente y al alcantarillado.

El 27 de mayo se produjo un vertido provocado por el desbordamiento del depósito de agua descalcificada al sistema de saneamiento de la empresa, la cual se encontraba en situación de saturación. La zona no impermeabilizada de evacuación de las aguas pluviales –que desaguaba directamente sobre el terreno– fue el conducto por el que circuló el derrame hasta el terreno donde las aguas se quedaron estancadas.

El 27 de mayo se produjo un vertido provocado por el desbordamiento del depósito de agua descalcificada al sistema de saneamiento de la empresa

El 9 de febrero de 2005 se produjo un vertido de aguas negras y fangosas al barranco del Escorial. Dichas aguas tenían el mismo aspecto que las de la empresa Reagra. Al día siguiente se produjo un nuevo vertido de aguas residuales en la estación depuradora de la empresa, que afectaron a terrenos. Dicha depuradora estaba parada desde el 21 de enero, almacenándose el agua en depósitos.

El día 14 del mismo mes se efectuó un nuevo vertido en la zona de la depuradora, provocado por el desbordamiento de un depósito de agua descalcificada, observándose agua estancada a lo largo de cien metros.

El 4 de julio tuvo lugar, según la Fiscalía, el quinto vertido, en una zona no hormigonada debido al desbordamiento del depósito separador de grasas a causa de una avería. El derrame afectó a unos 100 metros cuadrados. El 20 de enero de 2006 la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) recibió una denuncia anónima sobre la contaminación de las aguas freáticas.

Con sedimentos

El 7 de junio, a raíz de una llamada telefónica, se constató la existencia de otro vertido de aguas residuales al barranco de Mas de Gassot, que dejó sedimentos blancos en el cauce.

Y finalmente, el 4 de agosto, el ACA recibió una llamada del Ayuntamiento de Reus sobre un vertido de aguas residuales al barranco de Pedret. Realizada la inspección, se constató la existencia de restos recientes de vertido a la salida de pluviales del polígono Agro-Reus, dejando la vegetación impregnada de aceites y grasas. Y en la arqueta final de aguas pluviales de Reagra había también restos de aceites y grasas.

Comentarios

Lea También