Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un verano para recordar

El centro cívico de Ponent acoge el acto de clausura del proyecto ‘Vacances en pau’, en el que familias del Camp de Tarragona acogen a niños saharauis en verano

Cristina Valls

Whatsapp
Algunos de los niños saharauis en el acto de clausura del proyecto ‘Vacances en pau’ de ayer. Foto: A. Ggonzález.

Algunos de los niños saharauis en el acto de clausura del proyecto ‘Vacances en pau’ de ayer. Foto: A. Ggonzález.

Ilusión y muchas sonrisas. Estos han sido los ingredientes del acto de clausura del proyecto solidario ‘Vacances en pau’, de este jueves en el que niños y niñas saharauis  pasan dos meses del verano con familias de acogida de diferentes zonas del Camp de Tarragona. El centro cívico de Ponent acogió el acto que conmemoró la finalización de las vacaciones.

«Este es un momento en el que hay que guardar todas las experiencias y aprendizajes para así generar consciencia de la situación actual en la zona del Sáhara», ha valorado la edil Montserrat Flores para introducir la cita. 

La despedida de las colonias de niños saharauis no ha sido para nada triste, todo han sido gritos de júbilo y ganas de corretear por el patio del centro cívico. Los ánimos han sido un reflejo del balance que ha ofrecido el coordinador del proyecto en la capital del Baix Camp, Jaume Duran. «Los resultados han sido más que positivos, porque han habido muchas familias nuevas que han acogido con agrado a los niños y niñas y no nos hemos encontrado con ningún conflicto de convivencia, cosa que sí se había dado en años anteriores», ha aportado Duran orgulloso. Y es que nadie ha parecido llevar un comportamiento extremo ni tampoco ha recibido un aviso.

Experiencias didácticas
Según Duran, los organizadores tuvieron que ir a visitar a la familias expresamente, para ir cómo iba todo. «Cada una de las familias han ido gestionándolo todo de forma autónoma. Supongo que habrá gente que repetirá y otra que no. Lo que sí que hemos encontrado es que a las familias veteranas el tiempo se les ha hecho muy corto, pero siempre son experiencias didácticas», ha concluido el coordinador del proyecto en Reus. 

El balance de las familias es positivo, no han habido problemas de convivencia

Los niños y niñas saharauis llegaron el 4 y el 6 de julio y desde entonces han estado descubriendo nuevos parajes. «La experiencia ha estado muy bien. Pensaba que sería más complicado. Me han ayudado mucho mis dos hijos y, en este caso, tuvimos un niño saharaui de 10 años que el año pasado ya había estado con otra familia. No sabíamos cómo seríamos con él, pero estamos sorprendidos», ha opinado Mercè Sicilia, en nombre de las familias voluntarias que se ha estrenado en el proyecto. 

Sin duda dice que repetiría, siempre y cuando la situación económica se lo permita. «Me gustaría volver a tener una experiencia así. Desde el primer momento, los tres se convirtieron en una piña. Hemos ido al Aquopolis, a la playa, a la masía con los animales y a muchas excursiones al río», ha detallado Mercè mientras han comenzado los primeros bailes de los Gegants de la Colla Gegantera de Reus.

Acto seguido, ha habido una merienda y una actuación de magia que ha abordado un taller de globos con Dami Delussion, quien ha repetido en el mismo proyecto solidario varios años. Debido a las inclemencias del tiempo, se tuvo que suspender la  fiesta de la espuma que tenían prevista. 

Por otra parte, además de los miembros de la Asociación Hammada Amigos y Amigas del Pueblo Saharaui, los niños y las familias de acogida, asistieron algunos concejales, como la nombrada concejala de Participació, Ciutadania i Transparència, Montserrat Flores, entre otros. El proyecto Vacances en pau’ está coordinado por la Asociación Hammada y la Delegació del Front Polisario en Cataluña.

Temas

Comentarios

Lea También