Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Cornudella del Montsant, a la espera de tener un cajero automático

La población del Priorat de casi mil habitantes no tiene acceso a puntos donde retirar dinero en efectivo. Esperan una solución pronto

| Actualizado a 14 julio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los vecinos de Cornudella del Montsant, como los de los pueblos de la zona, no pueden sacar dinero en efectivo. El cierre de las dos últimas entidades bancarias estos años ha complicado las operaciones económicas para los prioratinos. Delante de esta problemática, el ayuntamiento del pueblo del Priorat decidió abrir una consulta popular para escoger la opción más viable. Tener un cajero implica una cuota mensual de mantenimiento que paga el consistorio y, como explica su alcalde, Salvador Salvadó, «hemos hablado con distintos bancos, pero van a la suya, con propuestas desmesuradas, de más de mil euros. No es viable».

Finalmente, y refrendado por votación, han decidido contratar una empresa con unos servicios bastante más asequibles (unos 350 euros mensuales), aunque estos cajeros tienen limitaciones. Salvadó cuenta que en ellos «solo se puede sacar dinero, no se pueden hacer otras operaciones», añadiendo que «estos espacios están pensados sobre todo para la gente mayor, que muchos no se pueden desplazar. Los jóvenes suelen usar bizum, tarjeta o cualquier otro método para pagar». Habrá una comisión por sacar efectivo, independientemente de la cantidad sustraída, así que el alcalde recomienda a los cornudellenses sacar los billetes de golpe. Esta necesidad llegó al consistorio por parte de algunos vecinos, y todavía se desconoce dónde se va a ubicar.

El ayuntamiento sigue en negociaciones para instalar un cajero donde poder retirar billetes

Aun así, los trámites burocráticos avanzan lentamente, y no hay fecha concreta de la llegada de este dispositivo al municipio, aun con la demanda unánime de la población. Siguen a la espera también de que otros pueblos como Poboleda puedan volver a recuperar este servicio, intentando coordinar estas necesidades con la Diputació para paliar los excesivos costes económicos que supone.

La alternativa, explica Salvadó es «bajar hasta Reus, a 30 kilómetros de distancia, pero no todo el mundo puede hacerlo, sin tener en cuenta los costes de tiempo y gasolina», definiéndola como «una queja generalizada» en un pueblo de 965 habitantes.

El lugar tiene un turismo muy distinto al de otros núcleos como Prades. Mientras estos reciben mucha gente de segundas residencias, en Cornudella se acerca un público aficionado a la escalada o senderismo, que suelen necesitar menor cantidad de efectivo.

La falta de entendimiento, dificultades monetarias y logísticas y tramitación lenta siguen privando a los vecinos del pueblo de sacar dinero en efectivo, como ocurre en más de 150 municipios en la demarcación de Tarragona.

Los bancos se van de Cornudella

Cornudella del Montsant ha visto como desaparecían las distintas sedes, primero en 2017 BBVA retiró el último cajero de la zona, y el año pasado cerró la última oficina que quedaba en el pueblo, de Banco Santander. La odisea que supone hacer llegar los camiones con el dinero al pueblo y el alto coste de contratar trabajadores, han alejado poco a poco los grandes bancos de esta zona de difícil acceso para los servicios esenciales. Sin fecha de resolución, los servicios electrónicos son su mejor baza.

Comentarios
Multimedia Diari