Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Seguici Petit de Reus se quita la espinita y llena el Mercadal

Las Fiestas de Misericòrdia han cerrado con bestiario, gigantes y danzas bailando en la plaza. El acto se había suspendido el viernes por la lluvia

| Actualizado a 26 septiembre 2022 20:28
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Hoy sí: el Seguici Petit ha podido hacer su salida en el marco de las Festes de la Mare de Déu de Misericòrdia. Las fuertes lluvias del viernes obligaron a suspender la cercavila prevista y, al día siguiente, Reus Cultura daba a conocer la decisión tomada conjuntamente con la mayoría de entidades participantes: los más pequeños protagonizarían la tarde del lunes, con tanda de bailes de lucimiento en la plaza del Mercadal, aprovechando que era fiesta local. Y así ha sido.

En esta ocasión, la meteorología no ha hecho estragos, y bestiario, gigantes y bailes han podido mostrar sus danzas en una plaza llena de familias. Lo que no han podido hacer es la cercavila prevista inicialmente por las calles del centro de la ciudad. Pero los bailes en la plaza han sido una buena solución que ha gustado a las familias. Los más pequeños han ocupado los primeros puestos, sentados en su gran mayoría en el suelo. Otros no han llegado a tiempo, pero también tenían vistas privilegiadas desde lo alto de las espaldas de padres, madres y abuelos. Entre tanta expectación, la Banda de la Festa Major ha empezado a entonar la Trinca para, a continuación, seguir con Remena nena. Con estas notas, la Cucafera ha entrado a plaza muy animada, realizando una primera vuelta por todo el Mercadal para saludar a todo el público. Entre los pequeños allí presentes, Marta cogía bien fuerte el juguete de esta bestia. «Me gusta porque saca agua», exclamaba la niña, mientras disfrutaba del espectáculo.

Los ubicados cerca de las puertas de la casa consistorial, más que mirar los bailes, se han entretenido mirando hacia el interior del ayuntamiento para saber quién sería el siguiente a salir. «Está allá la Mulassa», ya decían, mientras el Basilisc protagonizaba su baile en medio de la plaza.

Poco a poco, han ido pasando todos los elementos, como los Nanos, que han animado a todos los presentes, que han arrancado a aplaudir al ritmo de la música. Los gigantes, con els Vitxets, Moros e Indis pequeños también han levantado pasiones, bailando todos a la vez en medio del Mercadal. Cuando se han retirado, toda la plaza ha empezado a aplaudir.

A continuación, ya se ha dado paso a los bailes, empezando con el de Marcos Vicente, encabezado por unos pequeños demonios. «Hacen fuego», se quejaba una niña al verlos, pero su madre la tranquilizaba: «Estos no, que son pequeños».

Comentarios
Multimedia Diari