Magda Civit: «Las personas mayores son un referente y una lección de vida»

La entidad trabaja para mejorar la calidad de vida y luchar contra la soledad con la ayuda de personas voluntarias. Actualmente, es la responsable en el Baix Camp, Tarragonès y Ribera d’Ebre

| Actualizado a 26 marzo 2022 12:32
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Magda Civit es técnica social de la Associació Amics de la Gent Gran en el Baix Camp, Tarragonès y Ribera d’Ebre. Hace más de dos décadas que empezó a colaborar con la entidad, que lucha contra la soledad no deseada y el aislamiento social de las personas mayores.

¿Qué le impulsó a colaborar con la asociación Amics de la Gent Gran?

Fue de casualidad en el año 2001, ya que por aquel entonces trabajaba en una escuela. Ese mismo año nació mi hija pequeña y por razones de conciliación familiar y laboral supe que buscaban una persona como delegada de la entidad en Cambrils, así que me presenté a la vacante. De este modo empecé a trabajar en el sector de la tercera edad.

Desde entonces, el área de actuación de la entidad ha ido creciendo en la provincia.

Sí. Empezamos en Cambrils y después de más de diez años abrimos la delegación de Reus. Le siguieron las de Tarragona y Móra la Nova, paralelamente. Y este 2022 también hemos estrenado una sede en Mont-roig del Camp-Miami Platja.

Hasta entonces, el sector de la tercera edad era desconocido para usted. ¿Qué ha descubierto en este tiempo?

Un mundo que no conocía, ya que siempre había trabajado con niños y niñas y personas con discapacidad. Al principio, la oportunidad que me dieron de trabajar con personas mayores fue todo un reto, puesto que no tenía ninguna experiencia. Y aquí sigo después de 21 años.

En estas dos décadas, ¿cuál ha sido el aprendizaje?

Aunque hay historias bonitas y otras no tanto, para mí las personas mayores son un referente y una lección de vida.

Uno de los pilares fundamentales de la Associació Amics de la Gent Gran son los voluntarios.

Sí, porque son quienes llevan a cabo el acompañamiento emocional a las personas mayores y quienes tienen el trato con ellas.

¿En qué consiste el programa de voluntariado?

Básicamente, lo que hacen los voluntarios es un acompañamiento emocional, en tanto que acompañan a personas mayores que están solas o se sienten solas. Esto significa que hay personas que tienen familiares, y aunque les gustaría que estuvieran más pendientes de ellos, no es posible, y otras que no tienen a nadie. En cualquiera de los casos, el acompañamiento no es asistencial, puesto que nuestra intención no es reemplazar el trabajo de nadie, sino que visitamos a los usuarios un par de horas a la semana en su domicilio, o si quieren salir a pasear les acompañamos, etc. Lo que intentamos es que vuelvan a integrarse en la sociedad, ofreciéndoles diferentes actividades, ya que muchas de ellas están aisladas en sus hogares.

¿Por qué es fundamental el apoyo emocional?

Para que no se sientan solas, porque saben que hay alguien más, aparte de la familia, con quien pueden hablar o buscar apoyo, es decir, es un vínculo de amistad. Asimismo, los voluntarios también pueden acompañar a usuarios de residencias o personas mayores ingresadas en el hospital que sienten soledad, ya que no reciben visitas.

¿Por qué la soledad es el peor enemigo de las personas mayores?

Una persona joven cuando se siente sola tiene un círculo de amistades en el que apoyarse, mientras que para las personas mayores este grupo se va reduciendo poco a poco con el paso del tiempo, o bien porque fallecen sus allegados o bien porque sus hijos se han ido a vivir lejos. Entonces, se quedan recluidos en el domicilio.

Durante el confinamiento, ¿cómo suplieron las visitas a los hogares?

A raíz de la situación que vivimos surgió el proyecto Llamadas Amigas, es decir, nos reinventamos ante la imposibilidad de los voluntarios y voluntarias de desplazarse hasta los domicilios. Entonces, el voluntariado hacía el acompañamiento emocional por teléfono. En estos momentos acompañamos a personas de toda España, ya que durante la pandemia contactaron con la asociación.

Desde la entidad, ¿qué derechos defienden de las personas mayores?

Por un lado, que no se las infantilice, y por otro, que se las trate con el respeto que merecen. Una persona mayor es mayor, no está incapacitada, por lo que tiene tantos derechos como tú y como yo, y es capaz de tomar sus propias decisiones. Y así se lo transmitimos también a los voluntarios.

Basándose en su experiencia, ¿qué les diría a las personas que tienen miedo a envejecer?

Que no deben tener miedo, porque es ley de vida. Aunque habrá cosas que no podrán hacer, habrá otras muchas que sí para disfrutar de un envejecimiento activo.

Comentarios
Multimedia Diari