Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Una conductora envía a dos motoristas en estado muy grave al hospital Joan XXIII

El accidente ocurrió en la noche del viernes día 8 de julio en el kilómetro 1.165,8 de la N-340 a la altura del hotel Sant Jordi, en La Savinosa. El turismo colisionó por detrás con una motocicleta que estaba parada ante un semáforo rojo

| Actualizado a 11 julio 2022 16:17
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Dos motoristas, un hombre y una mujer, circulaban en la misma motocicleta en la noche del viernes. A la altura de La Savinosa, el conductor de la moto frenó y paró ante el semáforo rojo. Detrás iba su acompañante. Los dos aguardaban la luz verde para proseguir su camino.

Sin ser conscientes, un coche impactó de forma brusca por detrás y terminó encastándose en la parte trasera del vehículo de dos ruedas. Tal fue el impacto que el frontal del turismo se deformó. La motorista acompañante sufrió la peor parte del impacto con el coche y a fecha de hoy sigue ingresada en la UCI del hospital Joan XXIII con pronóstico reservado, han apuntado fuentes conocedoras del caso. El motorista también está ingresado en el mismo hospital y la valoración de las heridas son también muy graves, apuntan las mismas fuentes.

Al parecer, poco después de las 21.30 horas la conductora del turismo, una vecina de Tarragona de 33 años, no se percató del semáforo en rojo y colisionó con la moto y se la llevó por delante enganchada en la parte delantera.

El accidente (la alerta al 112 entró a las 21.38 horas) activó a Bombers, Mossos d’Esquadra y SEM. Estos últimos se llevaron a los dos motoristas al hospital Joan XXIII, mientras que Mossos d’Esquadra se centraba en la conductora del coche, que no sufrió heridas importantes.

Según fuentes de la Policía Autonómica, la mujer terminó en calidad de detenida y acusada de un delito de lesiones graves por imprudencia (si alguno de los motoristas falleciera este delito cambiaría) y otro por conducir bajo los efectos de las drogas, ya que el test practicado dio positivo.

Este segundo factor lo ha puesto en duda el abogado de la acusada, ya que ha informado al Diari que el atestado policial explica que la mujer «no conducía bajo los efectos de las drogas».

Comentarios
Multimedia Diari