Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arrestado un joven de Reus después de un altercado en un pub y agrsiones a dos policías en TGN

Durante su traslado al hospital continuó con su actitud y se habría mostrado agitado con la doctora que lo atendió

Àngel Juanpere

Whatsapp
La larga Avinguda de Països Catalans, en Sant Pere i Sant Pau. Foto: Archivo

La larga Avinguda de Països Catalans, en Sant Pere i Sant Pau. Foto: Archivo

Un vecino de Reus de 22 años de edad fue detenido a las once menos cuarto de la noche del jueves acusado de haber causado un altercado en un bar de Sant Pere i Sant Pau y posteriormente haber agredido a los agentes de la Guàrdia Urbana. El sospechoso es Alejandro A.R. y está acusado de los delitos de daños y de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, además de un delito leve de lesiones.

Los hechos ocurrieron en un pub situado en Sant Pere i Sant Pau. La responsable del establecimiento aseguró que uno de los clientes –el posteriormente detenido– insultó y amenazó a otros, además de haber agredido al hijo de la dueña. Posteriormente habría golpeado la cristalera de la puerta de acceso hasta romperla.

La Guàrdia Urbana desplazó al lugar tres patrullas. Cuando llegaron, el sospechoso se encontraba en el exterior del local, en actitud agresiva, según los guardias, quienes aseguraron que podría estar bajo la influencia del alcohol o de algún estupefaciente. Los agentes intentaron calmar al hombre e inicialmente lo consiguieron, e incluso explicó lo que había sucedido. Pero seguidamente cambió de actitud y comenzó a caminar en dirección al establecimiento, con insultos hacia las personas que se encontraban en la puerta, con los puños cerrados. Los agentes intentaron que no llegara al local.

Los guardias intentaron que depusiera su actitud y entonces dirigió su agresividad hacia los agentes, amenazándolos con agredirlos y empujando a dos de ellos. Ante ello se procedió a la detención del sospechoso. Durante el arresto dos agentes resultaron heridos leves y a uno le rompió el reloj.

Durante su traslado al hospital continuó con su actitud y se habría mostrado agitado con la doctora que lo atendió.

Ya en las dependencias policiales y cuando se le efectuaba un registro siguió con la actitud desafiante.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También