Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Cada vez hay más gente que consume de acuerdo a sus valores éticos»

Entidades que se rigen por criterios de economía solidaria se dieron cita en Tarragona

Javier Díaz

Whatsapp
La primera Fira d’Economia Solidària tuvo lugar en la plaza Corsini.  FOTO: Pere Ferré

La primera Fira d’Economia Solidària tuvo lugar en la plaza Corsini. FOTO: Pere Ferré

La plaza Corsini de Tarragona acogió la primera Fira d’Economia Solidària, organizada por Setem (federación de ONGD de España) en el marco de la campaña Som Comerç Just i Banca Ètica. Una cuarentena de entidades e iniciativas mostraron su actividad, productos y servicios basados en criterios de economía solidaria.

Esta otra economía no para de crecer en el Camp de Tarragona y este evento, inspirado en el que se organiza en Barcelona desde hace seis años, nace con la voluntad de visibilizarla. «Cada vez hay más gente a la que le gusta consumir de acuerdo con sus valores éticos, pero a menudo es difícil encontrar alternativas. Esta feria es una gran oportunidad para satisfacer este deseo, puesto que están presentes iniciativas de casi todos los sectores económicos», señalan los organizadores.

El encuentro empezó con una carrera de orientación para dar a conocer las tiendas y empresas de la ciudad que trabajan según criterios de economía alternativa, como los ecológicos y de proximidad, la cohesión y transformación social o el cooperativismo. Además, hubo charlas, cuentacuentos, música (con Tarragona Swing y alumnos y profesores de L’Estudi de Música), un área infantil y servicio de barra y comida.

«Forman parte de la economía solidaria las entidades, fundaciones, cooperativas, organizaciones y otros agentes que ponen en el centro de la actividad los intereses de las personas, la sociedad y el medio ambiente», dicen los organizadores. En Tarragona, la campaña Som Comerç Just i Banca Ètica contó con Setem Catalunya, Oxfam Intermón, Xarxa ECO, Una Finestra al Món, Comitè Oscar Romero, El Sueño de la Campana, URV Solidària, Hammada, Enginyeria Sense Fronteres, Mans Unides, HackLab TGNU, Fundación Vicente Ferrer, ADICAE y CoopCamp. Recibió el apoyo del área de Cooperació del Ayuntamiento de Tarragona.

Temas

  • Sostenibilidad

Comentarios

Lea También