Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De la URV a asesorar a Boris Johnson en la pandemia

Leon Danon vivió y cursó el doctorado en Tarragona. Ahora forma parte del comité científico que guía al gobierno del Reino Unido

Raúl Cosano

Whatsapp
El doctor Leon Danon está volcado en el estudio de la propagación del virus.  Foto: University of Warwick

El doctor Leon Danon está volcado en el estudio de la propagación del virus. Foto: University of Warwick

Leon Danon aún guarda una grata memoria de su vida en Tarragona, una ciudad que le dejó huella en su trayectoria. Estuvo más de cuatro años estudiando su doctorado, entre la URV y la universidad de Barcelona. «Tengo muy buenos recuerdos de Tarragona. Viví unos cuatro años y medio. Ahora tengo poco contacto, aparte de algunos amigos que todavía andan por allí y con los que hablo», explica Leon. 

Su perfil de científico analista de los sistemas complejos, las redes y la salud pública se ha amoldado a la perfección a lo que requieren las administraciones en estos tiempos de pandemia, en busca de un rol muy demandado. En la misma tesitura está Àlex Arenas, el que fuera su profesor en el doctorado de la URV, físico y catedrático, además de director del grupo de investigación Alephsys, del Departament d’Enginyeria Informàtica i Matemàtiques de la URV. Su aportación también es clave en el análisis de cómo se propaga una epidemia para que los gobiernos les encarguen trabajos que puedan servir para tomar decisiones en clave de contención o de desescalada. Así, la lucha contra el  virus no es cosa solo de sanitarios. 

Días frenéticos de trabajo
En ese sentido, el doctor Danon, que ahora es profesor de la universidad de Exeter, en el suroeste de Inglaterra, vive días de vértigo. Forma parte del equipo de expertos que asesora a Boris Johnson, el primer ministro del Reino Unido. Su labor es clave para que el ejecutivo británico adopte determinaciones alrededor de cómo abordar este nuevo coronavirus que está invadiendo Europa con especial virulencia. «Estoy trabajando al 100% en cuestiones de epidemiología derivadas del virus SARS-CoV-2. Trabajamos con varios científicos del Reino Unido tratando de entender cuestiones prácticas que son relevantes para que el gobierno tenga la mejor información científica para hacer planes. Nosotros elaboramos estudios y se los presentamos a los políticos, que son los que toman las decisiones», cuenta Danon, que defiende que «muchos países han escuchado a la OMS y a los científicos». 

El exalumno de la URV vive jornadas frenéticas e intensísimas, llenas de reuniones, comunicaciones y de un trabajo constante de análisis. «Estudiamos la trayectoria de la epidemia, los efectos de medidas de control, la mortalidad de gente de todas las edades, cuál es el efecto de abrir escuelas… cuestiones de este tipo. Y todo esto se hace en muy poco tiempo», añade. 

Nunca como esta vez investigadores como Leon Danon han tenido delante un reto de estas características, donde su cometido como analítico tuviera una repercusión tan directa sobre la sociedad. «Mi trabajo a menudo se guía por el estudio de grandes conjuntos de datos relevantes. Tengo gran interés en la epidemiología de las enfermedades infecciosas y la interacción entre el comportamiento humano y la transmisión de patologías», argumenta el profesor inglés. Nada que no se esté haciendo en todos los países víctimas de la Covid-19, aunque en el caso de Danon mano a mano con los que gestionan la pandemia en el Reino Unido. 

Tras superar el pico de casos, los ingleses han empezado ya el proceso de desescalada. Leon cree que «las medidas de control están teniendo un efecto importante» y niega que uno de los escenarios que se proyectaron al inicio de la pandemia en el Reino Unido fuera dejar que la enfermedad siguiera su curso, a pesar de que hubo voces que recriminaron a Johnson la tardanza a la hora de instaurar el confinamiento: «Creo que fue una historia que se generó en los medios de comunicación, pero el plan nunca ha sido apostar por una inmunidad de grupo». Algo así, tanto en tierras inglesas como en España, hubiera acarreado un número elevadísimo de fallecimientos, incluso más elevado que las brutales estadísticas que se están registrando. 

Danon considera que el objetivo «siempre era buscar estrategias que minimizaran el número de casos graves y personas muertas en una situación sin vacuna, algo que va a tardar al menos un año en llegar para el uso humano». El analista británico cree que «cuando pudimos medir el número de reproducción con más certeza y cuando vimos que era bastante más alto de lo que fue en China, la estrategia de distanciamiento social se impuso de forma más rápida». 

Temas

Comentarios

Lea También