Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Crónica

¿De qué manera surge el personaje de un libro?

La escritora Marisol Ortiz de Zárate charla con los estudiantes de primero de ESO del Institut Tarragona con los que comparte anécdotas y secretos de su libro ‘La canción de Shao Li’

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los 90 estudiantes de primero de ESO del Institut Tarragona siguen atentos la charla de la escritora. FOTO: pere ferré

Los 90 estudiantes de primero de ESO del Institut Tarragona siguen atentos la charla de la escritora. FOTO: pere ferré

Su nombre es Marisol Ortiz de Zárate, es la escritora española que ayer por la mañana fue la protagonista -junto a sus lectores del IES Tarragona- en la charla que se hizo.

Durante las dos horas, los 90 alumnos de 1º de la ESO del instituto tarraconense pudieron dirigir sus preguntas e inquietudes hacia la autora, premiada tantas veces por sus escrituras para adolescentes.

Desde el principio, desveló su amor, desde la infancia, hacia los cuentos del escritor danés Hans Christian Andersen. Haciendo referencias a su cuento dramático La pequeña cerillera, nombró con nostalgia al cineasta Víctor Gaviria y su película del año 1998, La vendedora de rosas, destacando el dramatismo de historias similares.

«Me he criado en una familia numerosa», relató mientras los cinco grupos de estudiantes la estaban escuchando atentos. «Éramos ocho hermanos», y siguió con su discurso relacionado con el libro, que ya se habían leído los estudiantes: fue su novela La canción de Shao Li, donde Natalia es una niña que ha ganado un concurso del programa Un minuto de gloria, por lo cual se tuvo que ir a Londres para grabar este programa.

Allí, ella tenía que cantar una canción china que le enseñó una amiga de nombre Shao Li, cuando vivía en el centro de acogida. 

Las opiniones sobre la historia, en las redes, en otros encuentros y en este último, resaltaban la esencia de «un libro que enseña cómo afrontar los momentos de dificultad» y de mostrar «la valentía y el saber afrontar una situación».

Moderna, demasiado actual y haciendo referencias al dinámico mundo de hoy, mezclas e intercambios entre las poblaciones, la novela tiene la nostalgia y la frescura a la vez, de un protagonismo relativamente melancólico y novedoso, en el sentido positivo.

Nacida en el año 1960, la escritora se crió «en un piso de Vitoria», como ella misma lo apunta. Entre los factores relevantes para su desarrollo, menciona a la antigua Biblioteca Pública Provincial de Vitoria, donde empezó a explorar «universos nuevos y fascinantes».

Una verdadera admiradora del cuento clásico de toda la vida y de las narraciones enigmáticas, Marisol Ortiz de Zárate es una persona agradable y abierta, a responder a las preguntas de los adolescentes, en esta cita que se vivió de una manera tan espontánea. Para que esto se hiciera posible, mucho mérito tuvo Zenaida Llorens, responsable del departamento de lengua castellana y literatura del IES Tarragona.

Enumerando casos curiosos de su infancia, la autora se acercó lo máximo a las almas de la sala. «Una vez, nos metimos en el coche: mi abuela, mis padres y mis ocho hermanos.

En aquella época, todavía se podía ir a cien por hora por las carreteras», puntualizó que le pidió a su padre que parara el coche para disfrutar de los paisajes. Inquieta, audaz, decidida y extrovertida, ella supo relacionarse con los jóvenes analistas.

Las preguntas abundaban, inteligentes, curiosas e inesperadas. «¡Muy buena pregunta!», exclamaba, y contestaba detalladamente. Entre las más interesantes, resaltaron: «¿Cómo se inspira para escribir?, ¿Cómo ha elegido el origen de sus personajes?», etc. «Me he inspirado en la hija de los dueños del bazar chino que había junto a mi lugar de trabajo», respondió.

Ha viajado un montón de meses por los colegios en España, relató que quería hacer «una historia de un amor fraternal», añadiendo que siempre cuando escribe retoca mucho la novela. Cuenta mucho con la opinión de sus futuros lectores apoyándose en sus opiniones y críticas. «Así luego consigo acabar la narración». 

«Comparar una historia de literatura, es igual que hacer los ejercicios físicos, porque siempre se desarrolla alguna parte nuestra, sea psíquica o física». A la pregunta de cuánto ha tardado en escribirlo, contestó: «Un año», puntualizando  que «cuesta más prepararse antes de empezar a escribir un libro».

‘Un relato de amor peculiar’

Dijo con mucha sencillez que no ha querido conseguir una novela de 400 páginas, sino «contar un relato de un amor peculiar», que es «el motor de nuestra vida». También descubrió el misterio de su último libro que recomienda para «estudiantes de tercero y cuarto de la ESO».

Allí, habla de tres hermanos quienes se quedan solos en el altillo de su vivienda, y es donde empieza «una historia oscura», dijo enigmáticamente. Lo más curioso fue su declaración de que la opinión de los editores y los lectores, sobre el título en concreto, no siempre coincide. «Por ello, cuento mucho con vosotros», afirmó con una sonrisa.

Es ganadora de varios premios, entre los cuales: Premio Felipe trigo 2013 de novela,  Premio a la mejor novela juvenil-adultos de ficción en los Latino Books Awards 2010 (Nueva York) y Premio de relato Encuentro de dos mundos 2008 (Francia).  

Temas

Comentarios

Lea También