Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos excepciones

En Calafell no manda la fuerza más votada, y en Vila-seca CiU tiene la mayoría absoluta
Whatsapp

Calafell y Vila-seca se han saltado el guión establecido en los municipios de la costa. Son la excepción. Dos expresiones distintas del sistema democrático. El Ayuntamiento de Calafell es el único en el que no gobierna la fuerza más votada. PSC, PP, UAM y C’s han sellado un acuerdo a cuatro para ‘cargarse’ al exalcalde Joan Olivella (CiU). El consistorio está dirigido desde ayer por el socialista Ramon Ferré. En Vila-seca no ha habido necesidad de pactos ni quebraderos de cabeza. El convergente Josep Poblet volvió a ganar por mayoría absoluta. Y ya van seis veces consecutivas. Es la única localidad del litoral donde un solo partido logró los votos suficientes para gobernar sin tener que depender de nadie. En el resto de poblaciones la fragmentación ha obligado a hacer multitud de cambalaches. Predominan los acuerdos a dos, tres o cuatro bandas para poder garantizar la gobernabilidad. En Cambrils y Torredembarra, por ejemplo, manda un tripartito. También los hay que van por libre, como Pere Granados en Salou o Pere Virgili en Roda de Berà. El que lo tiene crudo, de momento, es Martí Carnicer en El Vendrell: gobierna en solitario con sólo 4 de los 21 ediles del salón de plenos.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También