Más de Tarragona

Tarragona Política

El PSC llevará el «caos» de la dirección del Centre d’Art ante el Comitè Ètic

La Associació Catalana de Crítica d’Art ya alertó en septiembre de puntos «anómalos o irregulares» del concurso

Octavi Saumell

Whatsapp
El PSC llevará el «caos» de la dirección del Centre d’Art ante el Comitè Ètic

El PSC llevará el «caos» de la dirección del Centre d’Art ante el Comitè Ètic

El anuncio «precipitado» sobre la incorporación de Vicent Fibla como nuevo director artístico del Centre d’Art llegará hasta el Comitè d’Ètica del Ayuntamiento de Tarragona. La presentación pública de hace cuatro meses del alcalde, Pau Ricomà (ERC), y de la consellera de Cultura, Àngels Ponsa (Junts), del aspirante que logró una mayor puntuación en el concurso público sin que el expediente estuviera cerrado –y que ahora podría derivar en un cambio en la puntuación final– fue calificada ayer como de «caótica» y de «buscar solo el titular» por parte de la portavoz del PSC, Sandra Ramos, quien aseguró que su formación recurrirá el caso ante el organismo que fiscaliza la gestión ética de la tramitación municipal.

«Es inadmisible que se lleve a cabo un anuncio público sin que se haya cerrado el proceso administrativo ni que se le haya asignado ninguna responsabilidad», resaltó la edil de la formación socialista, quien añadió que «este ridículo demuestra que es incompatible ser alcalde y concejal de Cultura», ya que esta segunda ocupación «necesita de una mayor dedicación por parte de su titular», considera Ramos.

La Mesa de Contratación ha requerido ya a la segunda clasificada que acredite todos los méritos que el tribunal había otorgado a los dos principales aspirantes en base a sus currículums. En el caso de Fibla, este no ha documentado el apartado de «otras lenguas», por lo que ha sido sancionado con un punto que, en caso de que la segunda clasificada sí que lo justifique, provocará un cambio pese al anuncio público del pasado 21 de diciembre.

Igual de críticos se mostraron ayer Cs, PP y el grupo No Adscrito. «Lamentamos la mala imagen que se ha podido dar al precipitarse el alcalde en anunciar un cargo antes de ser definitivo. El retraso en contar con un nuevo gerente de Turisme, el cargo fallido de coordinador del área de Cultura y estas declaraciones desafortunadas sobre el director del Centre d’Art ayudan a pensar que los cargos directivos no son el punto fuerte del gobierno de Ricomà», afirmó el portavoz de Ciutadans, Francisco Domínguez.

Por su parte, José Luis Martín (PP) denuncia que «es una muestra más de la incapacidad e incompetencia de Ricomà para gobernar Tarragona», mientras que Sonia Orts recalcó que «se trata de un chanchullo más del gobierno de Esquerra Republicana, que lleva dos años intentando gobernar y lo único que saben hacer es mentir, mentir y mentir». Por ello, la edil no adscrita cree que «si el alcalde no tiene una hoja de ruta a seguir, debe dar un paso al lado. Tarragona se merece algo mucho mejor».

Junts pide «celeridad»

Junts per Tarragona se expresó ayer con frialdad ante la situación que vive el organismo municipal. «Reclamamos celeridad para que el Centre d’Art pueda dar utilidad a espacios que hace demasiado tiempo que están en desuso», afirmó ayer el portavoz de Junts per Tarragona, Dídac Nadal, refiriéndose al Mercat del Fòrum y a la Tabacalera. «Ningún elemento administrativo debe obstaculizar proyectos como este, un equipamiento cultural potente que involucra a toda la ciudad», añadió el edil juntaire.

Por su parte, Eva Miguel (CUP) fue mucho más contundente. «Es evidente que el alcalde se precipitó al presentar al director, ya que debería haber verificado que el ganador certificaba todos los méritos antes de anunciarlo», y lamentó que el Centre d’Art «es un proyecto personal de Ricomà lleno de polémica, promesas y opacidad».

Polémica desde el inicio

Lo cierto es que el proceso para elegir al director artístico del Centre d’Art ya se inició con polémica. El 1 de septiembre –solo 12 días después de que el Consistorio licitara el servicio– la Associació Catalana de Crítica d’Art (ACCA) ya alertó de que las condiciones del concurso público contaban con puntos «anómalos o irregulares» y emplazaron al Consistorio que «paralizara» el proceso y «rectificara» las condiciones para que estas «no vulneren el Codi de Bones Pràctiques ni la ética profesional de los trabajadores del arte y de la cultura». Así se puede ver en una nota de prensa que sigue publicada en la página web https://acca.cat/.

Entre las cláusulas que no gustaron a los profesionales del sector estaba el hecho de que «el anuncio de contratación fue totalmente insuficiente (20 días)», así como «la situación de vulnerabilidad y de irregularidad» con la que se encontrará el nuevo director artístico porque «estará dirigiendo personal funcionario», cuando él no lo será.

Asimismo, tampoco gustó el presupuesto de 30.000 euros porque «es insuficiente», así como que «se valora demasiado el aspecto económico, muy por encima de la experiencia profesional y los conocimientos en materia de arte contemporáneo».

Temas

Comentarios

Lea También