Más de Tarragona

El acusado de apuñalar mortalmente a un hombre en Torreforta seguirá en prisión

El procesado había pedido su libertad, pero la Audiencia Provincial entiende que hay riesgo de fuga e incluso de reiteración delictiva

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
La agresión mortal se produjo en este descampado, situado delante de Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

La agresión mortal se produjo en este descampado, situado delante de Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

El acusado de haber matado a otro hombre a puñaladas en marzo de este año en un descampado frente a Torreforta seguirá en prisión preventiva. Así lo ha decidido la Audiencia Provincial de Tarragona, que ha rechazado el recurso de apelación presentado por el encausado. Los magistrados de la Sección Segunda entienden que existe un grave riesgo de fuga ante la falta de arraigo del procesado y la elevada pena que le podría caer solo por el delito de homicidio, castigado con entre 10 y 15 años de prisión.

La causa está abierta por los delitos de homicidio, robo con violencia, amenazas y quebrantamiento de condena. Y en la misma figura como imputada, además del hombre preso, una mujer.

Según recoge el auto de la Audiencia de Tarragona, los hechos se produjeron en la madrugada del 26 de marzo de este año en un descampado ubicado en el kilómetro 214 de la antigua N-340, donde estaba la antigua CEPA. La pareja procesada habría regresado a dicho solar. La mujer cogió un palo de grandes dimensiones y se dirigió hacia D.R., siendo este al propio tiempo increpado por el acusado ahora preso. Ante ello, y para evitar que lo agredieran, delante se colocó la víctima. En ese momento, la mujer habría aprovechado para apoderarse de su teléfono móvil, emprendiendo la huida.

La víctima persiguió a la mujer, momento en que el acusado lo habría interceptado, asestándole varias puñaladas en el costado izquierdo con el cuchillo que portaba, resultando finalmente fallecido.

La imputación contra el procesado se basa en la declaración del testigo, la minuta policial, las gestiones realizadas, el resultado de la inspección ocular, de la autopsia así como la declaración de la investigada. Esta atribuyó la presunta comisión de los hechos al acusado. Pero además, cuando los Mossos detuvieron a este a las 3.35 horas, la ropa que llevaba parecía estar manchada de sangre. Y en el bolsillo del pantalón fue localizado un cuchillo con mango de plástico de color negro. Todo ello ha llevado al juez a tener indicios acusatorios contra él.

El abogado defensor pidió que su cliente saliera en libertad provisional o, subsidiariamente, que se le impusiera una fianza de 500 euros.

La Audiencia asegura, en su auto, que es necesario mantener la medida de prisión provisional. Y ello en base a que el acusado no aporta una situación de arraigo familiar, personal, laboral o social sólida. Además, le constan diversas órdenes de detención emitidas por diferentes Juzgados, «lo que viene a acreditar dicho riesgo de elusión a la acción de la Justicia». Y añaden que tampoco puede descartarse una reiteración delictiva. Además, hay que tomar en consideración la hoja histórica-penal, al que le consta diversos antecedentes por delitos contra el patrimonio.

Temas

Comentarios

Lea También