Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El joven que perdió la vida en Alcover era guardia civil del Seprona

Francisco Javier, de 35 años, venía de una calçotada y se dirigía a su casa, en Montblanc, cuando falleció en la carretera. 

Jordi Cabré

Whatsapp
El coche quedó bocabajo y la motocicleta destrozada tras el accidente en Alcover. FOTO: Pere Ferré

El coche quedó bocabajo y la motocicleta destrozada tras el accidente en Alcover. FOTO: Pere Ferré

Francisco Javier S.E. era un guardia civil muy querido por sus compañeros. Este domingo estaba de calçotada, según ha podido saber el Diari, y a la vuelta a su casa, en Montblanc, tuvo el accidente de tráfico poco después de las cinco de la tarde. Mossos recibió el aviso a las 17.37 horas.

La moto del agente del Seprona colisionó de frente contra un coche con dos ocupantes, un hombre y una mujer de 78 y 74 años respectivamente. Los dos sufrieron heridas a causa del impacto y fueron evacuados por carretera en ambulancias del SEM hasta el Pius Hospital de Valls.

El hombre tenía contusiones y una fractura en las extremidades superiores. La mujer, un fuerte golpe en el tórax. Ese fue el primer diagnóstico de los médicos antes de ser atendidos en el hospital del Alt Camp.

La colisión entre los dos vehículos fue tan fuerte que el joven agente de la Benemérita falleció en el acto en la carretera. Quienes le conocen aseguran que era un hombre responsable, poco amante de la velocidad y que conducía su moto con mucho respeto.

La investigación de Mossos dictaminará qué pasó en esta curva abierta de la C-37 y si alguno de los dos vehículos invadieron el carril contrario, una de las hipótesis que avalaría este choque frontal.

Francisco Javier era de Madrid, pero había echado raíces en Montblanc y tenía pareja. Amante de la naturaleza, había pedido destino a la unidad de Seprona de Falset. Los que lo conocían no dan crédito a su pérdida.

De momento, se desconoce si la Comandancia de la Guardia Civil de Tarragona hará algún acto de homenaje al agente fallecido este domingo.

Por su parte, los dos ocupantes del turismo se recuperan favorablemente de las lesiones sufridas. Su testimonio será clave para esclarecer las causas de este accidente mortal.

Temas

Comentarios

Lea También