Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El restaurante vegano de Tarragona se defiende: "Pedimos libertad y respeto para establecer nuestras normas"

A raíz de las informaciones y comentarios que se han publicado en los últimos días, los dos propietarios también aclarado que "es falso que excluyamos a los minusválidos"

Whatsapp
Los propietarios del restaurante vegano El Vergel Tarragona, Álvaro Soto y Ángel Martín

Los propietarios del restaurante vegano El Vergel Tarragona, Álvaro Soto y Ángel Martín

Los propietarios del restaurante vegano El Vergel Tarragona, Álvaro Soto y Ángel Martín, han hecho público un comunicado "ante la dimensión mediática alcanzada por la noticia" sobre el supuesto veto a una mujer por dar un biberón que podía contener leche animal dentro del establecimiento. "Es falso que hayamos expulsado a nadie del restaurante. Jamás se ha tomado ninguna medida contra nadie que haya ignorado nuestro ruego. Nunca hemos hecho uso de nuestro derecho de admisión, no hemos prohibido la entrada a ninguna persona ni le hemos invitado a marcharse", asegura el comunicado después que uno de sus propietarios sí reconociese haber informado de las normas a una mujer que estaba dando el biberón a un bebé, lo que provocó que esta escribiera un duro texto titulado "Madre humillada".  

El Vergel recuerda ahora en el comunicado que "no se admite el consumo por los lactantes de leche de procedencia animal (no humana), y así se advierte a la entrada del local y al efectuar las reservas telefónicas". En cambio, dicen, "está aceptada, por supuesto, la lactancia materna". Aseguran que su posición "obedece a que queremos ser coherentes con nuestra filosofía de vida, pero a la vez queremos ser respetuosos con la de nuestros clientes".

Niños y minusválidos 

A raíz de las informaciones y comentarios que se han publicado en los últimos días, los dos propietarios también aclarado que "es falso que excluyamos a los minusválidos, antes al contrario, desplazamos mesas al piso inferior para atenderles mejor". Asimismo, dicen, "no odiamos a los bebés ni a las familias, antes al contrario, tienen nuestro afecto y respeto. Tanto es así que disponemos de tronas, sillas altas para niños, pinturas y libros para colorear y juegos de mesa".

"Desde El Vergel no nos consideramos abanderados de ninguna causa, ni juzgamos a nadie por el tipo de alimentación de sus hijos. No imponemos nuestros valores ni ideas. Sencillamente intentamos hacer un ejercicio de coherencia, respetando siempre el derecho de cada persona a mantener sus opiniones", insiste el comunicado, que termina dejando clara su postura alrededor de la polémica y que van a continuar aplicando sus principios:  "Pedimos libertad y respeto para establecer en nuestro local las normas que creamos más convenientes, que no han sido discriminatorias, excluyentes o denigrantes, ni lo van a ser nunca. 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También