Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El tren turístico de TGN se consolida con una media de 360 viajeros al día en 2014

Más de 107.000 personas lo utilizaron el año pasado, un 33% más que en 2013. La puesta en marcha de un tercer vehículo en verano fue clave
Whatsapp
La parada del Passeig de les Palmeres es en la que más usuarios se montan en el convoy. Foto: Lluís Milián

La parada del Passeig de les Palmeres es en la que más usuarios se montan en el convoy. Foto: Lluís Milián

El Tarraco Tren, el popular tren turístico de Tarragona que funciona desde hace ya 15 años, se consolidó definitivamente el año pasado como una de las atracciones más visitadas de la ciudad por parte de los turistas. El servicio superó la barrera de los 100.000 usuarios a lo largo del año.

En concreto, se vendieron 107.375 billetes en los 299 días en que el trenet funcionó(de marzo a, por primera vez, diciembre, pues hasta ahora la temporada terminaba en octubre). Esos más de 107.000 usuarios de la versión tarraconense del autobús turístico suponen nada menos que un incremento del 33% respecto al año anterior. Esos datos arrojan una media de 359 usuarios al día durante los meses en los que el vehículo está operativo.

Desde el Tarraco Tren, que está gestionado por una unión temporal de empresas mixta participada en un 51% por la EMT y en un 49% por la privada Metrans 97, se tiene muy claro el principal motivo del éxito:la puesta en marcha de un tercer vehículo durante los meses de julio y agosto del año pasado (hasta ahora sólo funcionaban dos vehículos durante toda la temporada).

Otras explicaciones al buen momento que vive el tren turístico son «tener la taquilla atendida el máximo de días», «no dejar de dar servicio a mediodía» y «respetar los horarios al máximo», ideas todas ellas que o bien fueron novedades o bien se potenciaron de forma específica durante el pasado ejercicio. Todo ello sin olvidar que, por primera vez, en 2014 el trenet funcionó también en noviembre y diciembre. Esto es: diez meses (la campaña arranca en marzo), en vez de los nueve habituales hasta ahora.

Por meses, claramente los de verano fueron los que mejor funcionaron, especialmente agosto, durante el cual subieron al vehículo 26.657 viajeros, una cuarta parte del total anual. Julio, por su parte, arrojó un balance de 19.611 billetes vendidos (18% del total anual). De forma que, en esos dos meses centrales de la temporada veraniega, en los que tres vehículos prestaron el servicio, se generó un 43% del total anual. En cuanto a los dos meses en los que el vehículo funcionó por primera vez, sus números no fueron malos:en noviembre, 1.506 personas subieron al tren, mientras que en diciembre lo hicieron 1.314. Apenas un 1% del total anual en ambos casos, pero pese a las cifras, la idea es repetir:«Este año se volverá a ofrecer. Pese a que se vendan menos billetes, creemos necesario mantener la oferta para quienes visiten la ciudad en esas fechas», explica la concejal de Turisme, Patricia Antón.

En cuanto a las franjas horarias, la que mejor funciona sigue siendo la mañana:un 55% de los usuarios del tren lo cogen entre las 10 y las 14 horas;un 26% lo hace a mediodía, entre la expedición de las 14:20 y la de las 16:40; un 14% lo hace en la franja de tarde (de 17 a 18:40) y finalmente sólo un 5% coge los trenes considerados de última hora (entre 19 y 20 horas). Como curiosidad, la expedición que más viajeros reclutó en 2014 fue la de las 10:30 horas, con 8.728 (un 8,1%del total).

Por paradas, la del Passeig de les Palmeres es con abismal diferencia aquella en la que más pasajeros subieron al tren:73.820, un 68,7%del total. La segunda es la de la Plaça Imperial Tarraco, con un 19,4% del total. La parada en la que menos viajeros tomaron el convoy fue, por su parte, la de la Confraria, en El Serrallo:335 personas (de un total de más de 107.000)se subieron al trenet en esa parada, un 0,3%.

Una nueva parada en la TAP

De cara a la nueva temporada 2015, el Tarraco Tren ha elaborado un plan de acción para consolidar los buenos datos del pasado año e incluso mejorar en algunos aspectos. Uno de los objetivos primordiales es conseguir captar más clientes en los hoteles de Salou(ver información adjunta). Al margen de esa línea de trabajo, la empresa ya ha decidido que mantendrá el tercer convoy estrenado el año pasado y, más aún:como novedad, los tres trenes estarán en funcionamiento entre el 1 de junio y el 30 de septiembre (el año pasado fue sólo en julio y agosto).

La otra gran novedad de este año es que se ha estrenado una nueva parada en el recorrido:la Tarraco Arena Plaça by San Miguel. La antigua plaza de toros, en su afán por abrirse al visitante, lo solicitó y su propuesta comenzó a funcionar en marzo: «Es un espacio de la ciudad que tiene su historia y que ofrece visitas guiadas. Este año veremos cómo funciona el cambio y valoraremos», explica Patricia Antón.

La edil explica que el consistorio está más que satisfecho con el funcionamiento y los resultados que está ofreciendo el servicio:«Estamos contentos de los datos de los últimos años. El cambio de modelo que se realizó demuestra que hay interés por conocer la ciudad con el trenet. También hay que recordar que Tarragona no tiene la opción de tener un autobús turístico (sería inviable por razón de maniobrabilidad en zonas como la Part Alta o el inicio de la Rambla Nova), por lo que el trenet tiene que funcionar de forma regular para ofrecer este servicio».

Antón reconoce que «siempre se pueden mejorar los resultados, porque los datos demuestran que hay franjas horarias y meses en que el tren no va del todo lleno, pero lo cierto es que estos resultados no son fáciles de mejorar».

El consistorio asegura además que, pese a comentarios aislados que puedan aparecer en páginas web de opiniones turísticas, críticas especialmente con el audio de las explicaciones y con el precio del billete: «Nuestros datos dicen que el grado de satisfacción del usuario es en general positivo», dice Patricia Antón, y añade:«Las locuciones están en 8 idiomas, todos los conductores hablan inglés a nivel usuario, y el precio no puede ser el mismo que el del transporte público, porque se trata de un producto turístico».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También