El trenecito turístico vuelve a funcionar tras meses inactivo

El Ayuntamiento informaba hace unos días que el servicio no volvería a ponerse en marcha hasta pasado el verano, ya que estaba pendiente de la adjudicación

CARLA POMEROL

Whatsapp
El trenecito turístico, ayer, recorriendo algunas calles de la ciudad con turistas a bordo. FOTO: PERE FERRÉ

El trenecito turístico, ayer, recorriendo algunas calles de la ciudad con turistas a bordo. FOTO: PERE FERRÉ

El trenecito turístico de Tarragona vuelve a funcionar. No se sabe el porqué, ya que, hace tan solo unos días, el Ayuntamiento informaba a esta redacción que el servicio estaba a la espera de ser adjudicado de nuevo. Fuentes municipales aseguraban que el Tarraco Tren –nombre oficial– no volvería a ponerse en marcha en todo el verano. Pero el jueves, el trenecito ya se recorría de nuevo las calles más emblemáticas de la ciudad con turistas a bordo.

El servicio está en funcionamiento de diez de la mañana a siete de la tarde. A diferencia de antes de la llegada de la pandemia, el trenecito solo realiza un viaje por hora, que dura aproximadamente unos 45 minutos. Además, antes, los usuarios podían subir y bajar del tren en cualquier momento. Ahora es distinto: el turista debe hacer el recorrido completo. Se trata de una de las medidas que la empresa ha implementado con el objetivo de minimizar el contacto. Los usuarios están obligados a llevar puesta la mascarilla durante todo el itinerario. El precio sigue siendo el de siempre. Seis euros para los adultos, tres para los niños y cinco para los residentes.

El trenecito turístico no funcionaba desde antes del confinamiento. El motivo, según fuentes municipales, es que el Ayuntamiento está desarrollando los trámites administrativos para hacer una nueva concesión del servicio. La previsión del equipo de gobierno era llevar el asunto al pleno municipal de septiembre. Pero parece que los planes han cambiado después de su puesta en marcha. La duda está ahora en qué condiciones lo ha hecho.

Lo cierto es que durante los últimos meses la información por parte de la empresa ha sido nula. En la parada principal del trenecito, en la Rambla Vella –justo delante del hotel H10 Imperial Tarraco- hasta hace dos días no había nadie atendiendo ni informando de la situación. El teléfono de contacto tampoco estaba operativo. En cambio, las páginas web vendían los tickets con total normalidad. El misterio del trenecito deberá resolverse en breve.

Temas

Comentarios

Lea También