Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

JxCAT romperá con el PSC para que ERC presida la Diputació

Los neoconvergentes priorizarán pactos «de país» en los entes provinciales. Eduard Rovira, de Torredembarra, o Adam Tomàs, de Amposta, son los favoritos para suceder a Josep Poblet

Octavi Saumell

Whatsapp
La Diputació de Tarragona cuenta con un pacto de gobierno entre la ya extinta Convergència i Unió y el PSC desde julio de 2015. FOTO: ACN

La Diputació de Tarragona cuenta con un pacto de gobierno entre la ya extinta Convergència i Unió y el PSC desde julio de 2015. FOTO: ACN

Cambio de rumbo en la Diputació de Tarragona. Según ha podido saber el Diari, Junts per Catalunya tiene decidido no reeditar el pacto con el PSC en la administración del Passeig de Sant Antoni y priorizará un acuerdo «de país» con Esquerra Republicana, en una operación que también se aplicará en Girona y Lleida.

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que, de hecho, en el caso de la institución de la Costa Daurada la presidencia será por primera vez desde la recuperación de la democracia para ERC, ya que los republicanos cuentan con 11 diputados, por los ocho de los de Carles Puigdemont. «Es una diferencia muy considerable», reconocen desde Junts.  

En teoría, las dos formaciones independentistas podrían sumar  mayoría cada una por separado en un hipotético acuerdo con el PSC. Desde Esquerra, sin embargo, se descarta por completo un pacto de estas características. Sin embargo, se da el caso de que –desde 2015– el ejecutivo provincial cuenta con un gobierno entre socialistas y JxCAT, a raíz del acuerdo que firmaron hace cuatro años el aún presidente de la Diputació, Josep Poblet (CiU), con el alcalde de Tarragona– Josep Fèlix Ballesteros (PSC)– y que ha servido, entre otras cuestiones, para desencallar el histórico proyecto del antiguo preventorio de la Savinosa.

Este ejecutivo ya fue polémico en su momento, ya que la de Tarragona fue la única administración provincial en la que ERC y la ya extinta CiU no se pusieron de acuerdo. Ahora, desde el PDeCAT se rechaza seguir por la misma linea y se asegura que «se priorizarán los acuerdos que vayan en concordancia con el contexto nacional».

La marcha de Poblet, clave 
La inminente marcha de Josep Poblet –presidente desde 2007 y que deja la política este mes de junio, por lo que ya no se ha presentado a las elecciones municipales del pasado domingo– es clave para entender el nuevo posicionamiento de los neoconvergentes, que consideran que –en una corporación como ésta– «debe tenerse muy en cuenta la política nacional». En este sentido, añaden que la política de pactos «no debe tener carácter municipal», según aseguran las fuentes consultadas por este periódico.

El Primer Secretari del Federació del PSC en el Camp de Tarragona, Roc Muñoz, reconoció ayer «no haber tenido ningún contacto» con los dirigentes soberanistas para repetir el pacto. «Es un acuerdo que ha ido muy bien», remarca el responsable de la formación socialista, quien añade que «si se pudiera repetir, nosotros lo veríamos con buenos ojos», afirmó ayer en declaraciones al Diari. 

Nin, hombre fuerte de JxCAT
Otra de las claves que explican el giro soberanista es que el hombre fuerte de los neoconvergentes en la Diputació será el próximo mandato el alcalde de Albinyana, Quim Nin, quien es uno de los 30 procesados por la magistrada Alejandra Gil –del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona– por ser uno de los acusados por haber cometido presuntos delitos de malversación de caudales públicos, desobediencia, falsedad documental, revelación de secretos y prevaricación por la organización del referéndum del 1 de octubre de 2017. 

Nin, que habría incurrido en estos delitos durante su etapa como Secretari General de Presidència en la etapa de Jordi Turull en el Govern, volvió a la Diputació el pasado mes de agosto, ocupando el cargo de diputado delegado de Presidència, un puesto de máxima responsabilidad creado específicamente para el político del Baix Penedès, que podría mantenerlo a partir del próximo mes de julio.  

Premio a los alcaldes
Desde Esquerra se remarcó ayer que, de momento, «no hay nada cerrado» y que el pacto para la Diputació «aún es objeto de negociación de las cúpulas nacionales». Pese a ello, desde Esquerra ya se tienen algunos nombres sobre la mesa para ocupar la presidencia. El primero de ellos es el de Eduard Rovira, alcalde de Torredembarra, que en los comicios del pasado domingo logró una histórica mayoría absoluta, tras pasar de cuatro a nueve concejales. Desde el partido se valora que «es el primer alcalde que ha estado un mandato completo como alcalde en el siglo XXI», después de haber asumido la vara de mando en junio de 2015, un año después de la dimisión de Daniel Masagué.  

Asimismo, otro de los favoritos para ser el relevo de Josep Poblet es el alcalde de Amposta, Adam Tomàs, protagonista de una contundente mayoría absoluta el pasado domingo, tras sumar 16 de los 21 concejales que estaban en juego en la capital del Montsià, logrando el 62% de los votos. 

Finalmente, la tercera opción es el portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Tarragona, Pau Ricomà, en caso de que el líder tarraconense no pudiera materializar una mayoría alternativa a Josep Fèlix Ballesteros (PSC) para poder ser alcalde. El alcaldable logró siete concejales en las elecciones municipales, una cifra histórica para ERC en la capital tarraconense, que supera el récord de cuatro ediles sumados hace cuatro años, de la mano –precisamente– del propio Ricomà. 

Temas

Comentarios

Lea También