Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Tarragona de los años veinte en imágenes

La exposición ‘Treball i lleure fa 100 anys’ nos muestra la vida cotidiana de la ciudad durante el primer cuarto del siglo XX

DÁNEL ARZAMENDI BALERDI

Whatsapp
La muestra se encuentra actualmente en el Espai Turisme del carrer Major de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ

La muestra se encuentra actualmente en el Espai Turisme del carrer Major de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ

El Centre d’Imatges de Tarragona acaba de inaugurar una exposición fotográfica en el Espai Turisme del carrer Major que nos sumerge en la vida ordinaria de los años veinte bajo el título ‘Treball i lleure fa 100 anys’. Se trata de la tercera edición de ‘El llegat dels fotògrafs de Tarragona’, en el marco del Festival Internacional de Fotografía SCAN. Recoge diferentes instantáneas de la ciudad, captadas durante las primeras décadas del siglo XX, que se agrupan en los dos grandes bloques temáticos que anuncia el programa: el trabajo y el ocio.

Una época de cambios

A nivel occidental, diversos acontecimientos trascendentales se sucedieron de forma imparable durante el primer cuarto del siglo XX: un gran salto científico y tecnológico, la Primera Guerra Mundial, la generalización de la lucha obrera, la Revolución Rusa, la reducción de la jornada laboral y la aparición del ocio de masas, la heterogénea y espasmódica evolución económica, el nacimiento del fascismo y el nazismo… Las imágenes que se muestran en la exposición se tomaron entre los años 1905 y 1927, uno de los períodos más inquietantes y complejos de la historia reciente europea. Sin embargo, las fotografías nos muestran una sociedad aparentemente próspera y pacífica desde la mirada del sector bienestante de la ciudad, una realidad indisolublemente vinculada a la neutralidad española durante la primera gran contienda bélica a escala planetaria.

Como señalan los organizadores de la muestra, «desde 1918 Tarragona vivirá la progresiva implantación de los avances técnicos que transformarán el mundo del trabajo (la electrificación, los motores de combustión, la maquinaria moderna, los automóviles) que introducirán nuevos sistemas de producción y distribución que convivirán durante muchos años con los modelos antiguos. Paralelamente, aunque los salarios bajos y la explotación del trabajo femenino e infantil todavía se mantendrán unos cuantos años, el decreto de 1919 que establecía una jornada laboral máxima de ocho horas diarias favoreció una nueva percepción colectiva del tiempo libre: la práctica y los espectáculos deportivos, el cine, el baile, ir a la playa…».

Fotógrafos locales

Las imágenes que se exhiben fueron captadas por diversos aficionados y profesionales de la fotografía de nuestra ciudad: Gerard Chinchilla, Pere Pallejà, Hermenegild Vallvé, Marià Marsal, Joan Bert, Lluis Delclós, Josep Gramunt, Joan Micó y la familia Serres Cirujeda. Entre las escenas vinculadas al mundo del trabajo podemos ver el antiguo Pòsit de pescadores en El Serrallo, las obras de construcción de la Tabacalera, unos horneros del Forn del Cisne en la Rambla Nova, unas lavanderas en la orilla del Francolí, el traslado de una estatua romana desde las excavaciones arqueológicas en la calle Soler, un grupo de estibadores descargando grano de un barco, embotelladores de la fábrica Chartreuse, el rodaje de la película ‘La vida de Cristóbal Colón’, el antiguo concesionario Citroën de la Rambla Vella, un mercado al aire libre en la Baixada de la Peixateria, o unos boteros trabajando para la Casa Muller.

Paralelamente, desde la perspectiva del ocio, descubrimos una prueba de atletismo en la Rambla Nova, un estudio ambulante de fotografía en el mismo lugar, un grupo sardanista junto al Balcó del Mediterrani, una imagen del cine Coliseo Mundial abarrotado hasta la bandera, la cabalgata de los Reyes Magos del año 1910, unos remeros saliendo de regata desde el Club Nàutic, una familia disfrutando de un día de playa en el Miracle, dos parejas de tenistas en las instalaciones del Club Gimnàstic en la Avinguda Catalunya, un grupo excursionista de la misma entidad en la ermita del Remei de Alcover, o la inauguración de un aparato de radio en la casa Sant Josep ante el gesto atónito de un grupo de chavales.

La exposición, que ya pudo disfrutarse en la propia sede del Arxiu, permanecerá en el Espai Turisme del carrer Major hasta el próximo 3 de noviembre.

Temas

Comentarios

Lea También