Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición teme que la dirección de Recursos Humans 'se dé a dedo'

Se exige que la vacante se ocupe con un funcionario que sea del grup A nivel A1 con titulación de Dret o Ciències del Treball

Octavi Saumell

Whatsapp
El pleno extraordinario de hoy se iniciará a las nueve de la mañana y servirá para aprobar los presupuestos con el ´No´ de la oposición. FOTO: LLUÍS MILIÁN

El pleno extraordinario de hoy se iniciará a las nueve de la mañana y servirá para aprobar los presupuestos con el ´No´ de la oposición. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Los cinco partidos de la oposición del Ayuntamiento de Tarragona temen que el equipo de gobierno «ya tenga decidido» a quien otorgará la nueva plaza de Director de Recursos Humans que se creará en el pleno municipal de hoy. De esta forma, C’s, ERC, CDC, CUP e ICV sospechan que el ejecutivo formado por PSC, PP y Unió Democràtica quiera repetir la vía que, hace años, los socialistas ya llevaron a cabo para intentar cubrir la plaza del gerente de Urbanisme con el exnúmero ‘2’ de la Conselleria de Territori de la Generalitat de Catalunya– Joan Llort–, una vacante que, finalmente, no se ocupó por las críticas recibidas.

Las cinco formaciones que no están en el gobierno desconfían de las condiciones que se han establecido como requisito para cubrir este nuevo puesto de trabajo, ya que será necesario que la persona escogida tenga la máxima categoría profesional de la administración. En concreto, se solicita que la futura dirección de Recursos Humans esté dirigida por una persona funcionaria de carrera del grupo A, subgrupo A1, con titulación universitaria en Dret o Ciències del Treball. Sobre ello, se da la circunstancia de que el proceso selectivo no será mediante un concurso abierto, sino que se limita únicamente a empleados del sector público que reúnan estas condiciones.


Dependencia del Secretario
Según el informe jurídico que avala la creación de la nueva plaza, ésta «dependerá directamente de la Secretaria General y tendrá por debajo el Cap de Personal». Asimismo, sus funciones específicas serán «la dirección y control de la actividad de Recursos Humans y la prevención de riesgos laborales»; «elaborar y controlar los procesos de reclutamiento, selección e ingreso de personal, así como la provisión de puestos de trabajo»; «proyectar y coordinar los programas de capacitación, formación y mejora del personal del Ayuntamiento»; «colaborar con los servicios centrales del Consistorio en la evaluación de los puestos de trabajo, la estructura organizativa y la comunicación»; y la «planificación y ejecución del resto de actuaciones relacionadas con la gestión de las personas y recursos humanos, la gestión electrónica de los expedientes, las retribuciones y las situaciones administrativas».

El sueldo de este nuevo cargo será de 54.829 euros como complemento de específico, una cifra a la que se deberán sumar 14.823 como rebribución básica y los 13.700 como complemento de destino. Todo ello comporta una paga anual de 84.000 euros, a los que se les deberán sumar los trienios, ya que según remarca el concejal de Serveis Centrals del Ayuntamiento de Tarragona, Pau Pérez (PSC), el objetivo es que la nueva plaza «la ocupe una persona con una amplia experiencia en la administración».


‘Lo vigilaremos de cerca’
El portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, considera que el ejecutivo local «ya tiene a alguien en mente» para ocupar la plaza, y lamenta que «no estamos de acuerdo en hacer nombramientos parciales cuando estamos en proceso de elaboración de la relación de puestos de trabajo».

Pau Ricomà (ERC), reconoce «tener suspicacias» de que esta vacante «ya esté adjudicada con nombre y apellidos por parte del gobierno». El republicano denuncia la «opacidad» del ejecutivo, ya que «no entendemos que se pague un complemento tan alto» y que «no tiene sentido adjudicar al nivel más alto de la administración, ya que nos condena a incrementar los puestos de trabajo del Ayuntamiento».

Laia Estrada (CUP) también considera que «ya se sabe» quien ocupará el cargo, a la vez que pone en «duda» la «necesidad de la vacante». En la misma línea se expresa Arga Sentís (ICV), quien denuncia que «se aumenta el organigrama por arriba cuando algunos servicios sufren sobrecarga de trabajo y de falta de personal».

Quien sí que defiende la creación del puesto es Albert Abelló (CDC), ya que cree que «tiene lógica tener un director para una corporación de 1.500 trabajadores». Esto sí, el edil soberanista vigilará que «el proceso se haga de forma correcta».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También