Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Manifestación contra los guardias de seguridad en la estación de tren de TGN

La concentración llega tras un cruce de denuncias por lesiones entre un joven y los vigilantes el pasado martes

Carla Pomerol

Whatsapp
Un centenar de manifestantes se concentraron en las puertas de la estación de trenes. FOTO: Alfredo González

Un centenar de manifestantes se concentraron en las puertas de la estación de trenes. FOTO: Alfredo González

Cerca de un centenar de manifestantes se concentraron ayer en las puertas de la estación de trenes de Tarragona, en protesta por los hechos acontecidos el martes, durante una discusión entre un joven de 21 años y los vigilantes de seguridad de la estación, según aseguran los Mossos d’Esquadra. Los concentrados ayer entraron en la estación con pancartas con el mensaje ‘Prou impunitat pels guàrdies de seguretat’ y ‘Nazis no’. Los manifestantes repartieron entre los presentes un panfleto informativo, en el que explicaban la versión del joven que, asegura, fue agredido por cuatro vigilantes. La tensión entre los trabajadores de seguridad y los concentrados aumentaba a medida que iban pasando los minutos. Los Mossos d’Esquadra confirman que hubo un cruce de denuncias entre el joven tarraconense y los guardias de seguridad por lesiones, tras una discusión.

Los hechos ocurrieron a las nueve de la noche del martes, cuando G.G.P, de 21 años, entró a la estación de autobuses montado en su bicicleta, con la intención de coger un tren hasta Altafulla. En ese momento, los vigilantes de seguridad le avisaron de que no podía ir montado en la bici. El joven bajó y se dirigió hasta el andén. G.G.P. reconoce que volvió a subir a la bici y recorrió unos pocos metros del andén hasta sentarse en un banco a esperar el tren.

«Fue entonces cuando oí unos gritos y vi cuatro personas, con chalecos reflectantes, que se dirigían a mi. Intuí que algo estaba a punto de pasar», relata el joven, quien añade que «me cogieron de la espalda y del cuello y yo solamente les decía que podía andar solo. Me golpearon en la cara y, cuando estaba en el suelo, me cogían de los pelos para levantarme». G.G.P sigue relatando que «entonces me llevaron hasta una un cuarto, de tres metros cuadrados aproximadamente, me tiraron al suelo y me siguieron pegando. Me salía sangre de la nariz y no paraba de gritar». Según explica el joven, uno de los vigilantes le arrancó los piercings «y algunos parches antifascistas». Llegaron los Mossos y una ambulancia trasladó al joven hasta el Hospital Joan XXIII. «Yo en ningún momento intenté defenderme, ni se me pasó por la cabeza», asegura G.G.P., quien añade que al salir de urgencias puso la denuncia.

La versión de los vigilantes

El Diari ha podido hablar con uno de los vigilantes de seguridad presentes durante los hechos del martes. «El chico entró con la bicicleta, cosa que las normas no permiten. Insultó a uno de los compañeros, pero aún así le dejaron pasar», relata el vigilante, quien añade que «volvió a subir a la bici y cuando bajó insistió en insultar a los compañeros. Algunos se dirigieron al andén para hablar con él y le pidieron que saliera de la estación. Se negó y amenazó. En ese momento, yo me acerqué al andén». El vigilante reconoce que «tuvimos que cogerle entre unos cuantos y durante el forcejeó golpeó a uno de mis compañeros contra las escaleras mecánicas. Después me tiró a mí». Según el guardia de seguridad, llamaron a los Mossos d’Esquadra y, «mientras tanto, para que el chico no huyera, lo trasladamos hasta el vestuario para esperar a la policía». 

Por su parte, desde la empresa de los vigilantes de seguridad, Renfe, aseguran que el joven iba sin billete y «se puso agresivo». La compañía explica que una ambulancia tuvo que trasladar a uno de los vigilantes hasta el Hospital Santa Tecla. Finalmente, los Mossos d’Esquadra han confirmado que existe un cruce de denuncias entre los vigilantes y G.G.P, por agresiones y explican que, al llegar al lugar de los hechos, los agentes tomaron declaración a los implicados en la discusión. 

Temas

  • estacion Renfe Tarragona

Comentarios

Lea También