Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Primer paso para convertir en AVE el Castelló-Vandellòs

Se licita el contrato de suministro de balastro –piedras de la vía– por valor de 6,6 millones. Está previsto que se ejecute en doce meses

Diari de Tarragona

Whatsapp

En marcha la implantación del ancho internacional en el tramo Castelló-Vandellòs. El Consejo de Administración de Adif aprobó en su última reunión la licitación del primer contrato para impulsar este proyecto y que corresponde al suministro y transporte de balasto.

El contrato, por valor de 6.643.211,04 euros (IVA incluido) comprende la extracción de la piedra y la transformación de 254.420 toneladas de este material que sustenta la vía. Además hace referencia a su almacenamiento temporal en los acopios reguladores de la cantera, la preparación de las superficies necesarias destinadas a este uso y su carga con destino a las zonas de acopio establecidas por la empresa pública Adif alta velocidad.

6,6 millones de euros suma el importe de este nuevo contrato licitado por el Consejo de Adminitración de la empresa pública Adif.

La obtención, almacenamiento, acopio y conservación del balasto hasta su carga final a la obra es el contrato que tiene un plazo de ejecución más largo. Según el anuncio que se ha dado a conocer, en este caso será de doce meses.

En este tramo entre Castelló y Vandellòs, las traviesas ya son polivalentes, lo que implica que el cambio de ancho implicará la actuación sobre algunos desvíos y la sustitución de una parte del carril.  Éste es el último de los tramos que discurre por Catalunya del Corredor del Mediterrani que, según el último calendario, está previsto que esté adaptado al ancho internacional en 2020. 

Simultáneamente va a adaptarse el tramo Vandellòs-Vila-seca. Éste está previsto que entre en marcha este año, siempre y cuando las pruebas de seguridad que se están haciendo determinen que la doble vía ya puede entrar en funcionamiento.

Inicialmente los convoyes circularán en ancho ibérico y, posteriormente, se moverá el carril para su adaptación a línea de AVE. 

La previsión es que en el año 2020 los convoyes procedentes desde València puedan llegar a la frontera francesa con ancho internacional.

Comentarios

Lea También