Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Que vayan a Madrid a quejarse, pero que dejen en paz a los hijos de los guardias civiles’

Cerca de 500 personas se han concentrado en las puertas de la comandancia para mostrar su apoyo al cuerpo policial

Carla Pomerol

Whatsapp
Las banderas españolas y pancartas con mensajes como ‘Viva la Guardia Civil’ no faltaron en la concentración. Foto: Lluís Milián

Las banderas españolas y pancartas con mensajes como ‘Viva la Guardia Civil’ no faltaron en la concentración. Foto: Lluís Milián

Apoyar a la Guardia Civil y defender la unidad de España. Esto es lo que hicieron esta tarde cerca de quinientas personas concentradas delante de la comandancia de la Guardia Civil, en la calle de Maria Aurelia Capmany. Algunos manifestantes estaban realmente enfadados y aseguraban que «los cuerpos de seguridad del Estado han venido a protegernos. A nosotros y a la ley». Las banderas españolas, colgadas en la espalda, no faltaron. Aunque también se pudo ver alguna senyera. 

La concentración, organizada a través de las redes sociales y sin ningún portavoz, –almenos aparente–, reunió a medio millar de tarraconenses que querían mostrar su apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Entre los manifestantes, quien más llamaba la atención era un grupo de mujeres que cantaban al unísono frases, como por ejemplo, «¡No estáis solos!». Eran las mujeres de los Guardia Civiles, indignadas por lo que dicen estar viviendo. «Nuestros hijos son víctimas de un linchamiento, solamente por ser hijos de Guardia Civiles. ¿Cómo le explico a mi hijo de 6 años lo que está pasando?», asegura Noelia, mujer de un Guardia Civil, quien denuncia que «los independentistas no defienden sus ideales de manera pacífica. Me parece bien que quieran votar, pero que no hagan daño a personas que solamente cumplen con su deber». 

Otra manifestante, también mujer de un policía, aseguraba que «no nos vamos a esconder y no tenemos que aguantar que nos digan que nuestros maridos deben ser fusilados. Que vayan a Madrid a quejarse, no a la casa cuartel». Y es que algunas familias viven en la misma comandacia o en la casa cuartel de Sant Pere i Sant Pau.

Algunos concejales de Ciutadans estuvieron presentes en la concentración

Algunos manifestantes llevaban carteles con mensajes como «¡Viva la Guardia Civil!» o «Tenéis todo nuestro apoyo». La mayoría llevaba alguna prenda de ropa con la bandera española bordada: desde sombreros o gorras, hasta camisetas. La concentración, que empezó sobre las siete de la tarde, acabó con algunos cánticos no muy originales. Ahí va la lista: «España es una y no 51», «Viva España y visca Catalunya», «Viva el orden y la ley», «No votaremos» y «España, unida, jamás será vencida». Todas estas consignas iban acompañadas de una melodía similar. La sorpresa llegó cuando un espontáneo se dedicó a repartir papeletas, –pero no las del sí o no–, sino unas en las que se podía leer el himno de la Guardia Civil. Y de repente, sonó de boca de los presentes. Algunos se emocionaron, aunque la gran mayoría no quitaba los ojos de los papeles, no se la sabían. 

Un espontáneo repartió papeles con el himno de la Guardia Civil, que más tarde cantaron

Otro de los presentes en la concentración fue el encargado, envuelto de banderas españolas, de leer el manifiesto que reunió más aplausos. «Esto es una manifestación pacífica, por una Catalunya unida y una España unida. Un aplauso para la Guardia Civil», decía el manifiesto. 

‘Son personas’

«Venimos a dar nuestro soporte a la Guardia Civil, porqué solamente están cumpliendo con su trabajo, como cualquier persona. Es importante que los catalanes entiendan que son, por encima de todo, personas, y no se merecen este trato», explica Paqui Ramos, una mujer con familiares policías, quien pide a la ciudadanía que «recuerden todas las ocasiones en que la Guardia Civil nos ha ayudado, como por ejemplo, en los atentados de ETA».

Juan José Muñoz, uno de los manifestantes explica que «esta mañana, un grupo de mujeres han visto pasar un coche de la Guardia Civil y han dicho: mira, los invasores. Y esto no es justo, vienen a protegernos». Está pr que el día 30 de septiembre, «volveremos a concentrarnos». Mientras tanto, algunos Guardia Civiles que se asomaban por la puerta de entrada aprovechaban para grabar con el móvil algunas consignas de apoyo a los cuerpos de seguridad. Al acabar la concentración, muchos coches subieron por la Rambla President Francesc Macià pitando y mostrando la bandera española.

Temas

Comentarios

Lea También