Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Si el comercio fuera al mismo ritmo que los políticos no habría tiendas"

Entrevista a Salva Minguella, presidente de La Via T

Octavi Saumell

Whatsapp
Salvador Minguella, la pasada semana durante la conversación que mantuvo con el ´Diari de Tarragona´ en la Plaça de la Font. FOTO: Pere Ferré

Salvador Minguella, la pasada semana durante la conversación que mantuvo con el ´Diari de Tarragona´ en la Plaça de la Font. FOTO: Pere Ferré

Salvador Minguella Pujol (L’Espluga de Francolí, 1959) es licenciado en Derecho y cuenta con un MBA en IESE. Regenta la joyería Rabat/Zaida de la Rambla Nova. Desde hace más de dos años preside la entidad comercial La Via T, la mayoritaria en la ciudad. En esta entrevista repasa la situación por la que pasa el sector en Tarragona.


– ¿Tarragona es una ciudad dormida?

– Sí, clarísimamente. Yo creo que si los empresarios y los comerciantes hiciéramos las cosas al mismo ritmo que los políticos estaríamos todos cerrados, no habría ninguna tienda abierta.

– ¿Tan mal va el Consistorio?

– A veces hay cosas que están bien planteadas, pero se hacen a medias, no se acaban de rematar.

– ¿Cómo por ejemplo?

– La rebaja del precio de los parkings. Es una buena acción, pero no se ha vendido bien. Mucha gente no conoce la oferta.

– ¿Qué falta?

– No es suficiente con hacer una rueda de prensa y poner cuatro carteles. Ningún amigo mío conoce esta promoción y, de hecho, nadie sabe dónde se hace ni cuales son los parkings municipales.

– La gente está despistada.

– Sí, es una promoción que de cara al Facebook está muy bien, pero se ha comunicado muy mal. Sólo se han centrado en Tarragona, cuando lo que nos interesa es que venga gente de El Vendrell, Vilafranca, Cambrils o Reus. Y si no se comunica, es como si la promoción no se hiciera.

– ¿Han notado más ventas desde que los parkings son más baratos?

– No, nada. Todo sigue igual. Una vez un cliente me lo preguntó. pero creía que era el de la Rambla Nova. Y ese es privado...

– ¿Qué le falta a Tarragona en materia comercial?

– Hace más de un año planteamos que debía hacerse un plan estratégico. Juntamos a El Corte Inglés, Carrefour, Eroski, Les Gavarres, Parc Central y Via T para reunirnos con los concejales Alejandro Fernández y Elvira Ferrando. Todo el mundo tenía ganas de hacer cosas, pero no hemos logrado hacer nada.

– Aún están a tiempo.

– Sí, ¡pero hagamos ya el plan!

– ¿Quién debe hacerlo?

– El Ayuntamiento. Vale 25.000 euros. De momento, sólo se han gastado 10.000, mientras que se han destinado otros 10.000 para dar premios.

– Usted no era muy partidario de los Premis Comerç.

– Nosotros participamos porque creímos que debíamos hacerlo, pero no fui al acto.

– ¿Por qué?

– Lo importante es hacer el plan estratégico, comunicar bien los parkings... Con los 10.000 euros de los premios podríamos dar, por ejemplo, 10.000 horas gratis de aparcamiento en Tarragona.

– ¿Se arrepiente de no haber ido a la gala?

– Sí, porque debería haber aprovechado para explicar todo esto. Se organizaron precipitadamente.

– ¿Los premios se hicieron deprisa y mal?

– Sí. No es lógico convocarlos el 9 de enero para una gala del día 30. No hubo tiempo para nada. Creo que de La Via T se presentaron sólo tres.

– ¿Falta unidad?

– Sí. La concejal Elvira Ferrando nos ha reunido cuatro veces a todos en una mesa, pero todo esto sólo se ha quedado aquí.

– ¿Las asociaciones comerciales quieren juntarse en sólo una?

– No. Desde La Via T hemos intentado juntarnos con los paradistas del interior y del entorno del Mercat Central y los de la Vall de l’Arrabassada, pero al final no lo hemos logrado. Seguiremos haciendo cosas en común, pero esto es volver a lo siempre, que es lo que quiere el Ayuntamiento.

– ¿Qué proponen para unirse?

– Cedíamos la presidencia a otra asociación, reducíamos cuotas, proponíamos acciones conjuntas... Todo esto nos permitiría pasar de 150 asociados a más de 300, pero no será así y seguiremos haciendo iniciativas por partida doble... Al final nadie vende nada.

– ¿A nivel de ventas ya han superado la crisis?

– Estamos en el peor momento.

– Pues los políticos dicen que ya no estamos en crisis.

– Porque sólo miran a las grandes empresas. Las que facturan más de un millón de euros están mejor, pero el pequeño comercio no.

– ¿Tarragona es una capital a nivel de comercio?

– Sí. La ciudad genera un volumen cuatro veces superior a Reus.

– ¿A qué se debe este cambio?

– A El Corte Inglés o Parc Central, no al pequeño comercio.

– Entonces, la llegada de las grandes superficies comerciales ha sido positiva para la ciudad.

–Para Tarragona sí, pero no para los pequeños comercios.

– ¿A qué se debe esto?

– No lo estamos haciendo bien. Debemos hacer cosas diferentes.

– Si siempre hacen lo mismo no esperen resultados diferentes.

– Exacto. Seguimos desunidos, y lo primero que deberíamos hacer sería ir de la mano.

– ¿Y después de juntarse?

– Hacer acciones globales, ya que al Ayuntamiento le va muy bien que no estemos unidos...

– ¿Por qué?

– Claro, así van dando píndolas a todo el mundo.

– ‘Divide y vencerás’...

– Sí. La concejal hace oídos sordos cuando se le pide que fomente la unión.

– ¿Ustedes notan la llegada de cruceros?

– Sí. La verdad es que desde el Port se estrá trabajando muy bien en este sentido.

– Desde junio y hasta septiembre Tarragona será cada viernes un punto permanente de inicio de cruceros.

– El problema es que si los cruceristas vienen al mediodía se encuentran casi todos los comercios cerrados.

– Y los domingos, también.

– Sí, menos los de la Part Alta. Ahora hay la Zona d’Acolliment de Creuers (ZAC), pero para el pequeño comercio abrir al mediodía y los domingos es un gran esfuerzo. Los cruceristas puntúan mal el comercio de Tarragona.

– ¿Cómo puede mejorarse la situación?

– Debemos reunirnos con el Port para encontrar soluciones.

– Realmente, ¿el crucerista compra?

– Sí. La gente que viene de fuera siempre compra alguna cosa.

– ¿Cómo ve la gestión del Consistorio a nivel turístico?

– Hay una descordinación total.No puede ser que Turisme y Comerç están separadas y dependan de partidos políticos diferentes. Cada una de las concejalías va a su aire. Antes estaba unido y Patricia Antón lo llevaba todo de la mano.

– ¿La echan de menos?

– Sí, mucho. Ahora los departamentos de Turisme y Comerç no saben que hace el otro.

– ¿En qué notan la descordinación qué me comenta?

– En el anterior mandato se hizo el trabajo de traer a los touroperadores de Salou a Tarragona. Hicimos varios encuentros con los rusos, ya que antes no venían a la ciudad porque no sabían donde dejar el autobús y no tenían ningún contacto en Tarragona.

– ¿Y lograron que vinieran a Tarragona?

– Sí. Y ahora han dejado de venir. Lo he hablado con el Patronat y les ofrecí los contactos, pero no han mostrado interés, por lo que vuelven a irse a Barcelona.

– Aquí se vende mucho Tarraco Viva. ¿Es el boom económico que se dice?

– A mi me parece un buen evento. A nivel de restauración es muy positivo, pero le pasa lo mismo que a los parkings: se hacen muchas cosas, pero la gente no se entera.

– ¿Faltan más eventos como Tarraco Viva?

– Sí. Y falta una mayor promoción de todo lo que se hace. Viene mucha gente y hay mucho movimiento, pero en las tiendas no se nota demasiado, sólo de rebote.

– ¿Los monumentos están bien señalizados?

– No, están fatal. Los turistas van muy desorientados. Es producto de la descordinación general que hay.

– ¿Qué le parece que el Consistorio descentralice actos de las fiestas hacia los barrios?

– Me parece bien. Es bueno que no todo se centre en la misma parte de la ciudad.

– ¿Han notado algún cambio con el nuevo gobierno? – No, todo sigue prácticamente igual.

– El día 16 abre el Mercat Central. ¿Una buena noticia para el comercio de la ciudad?

– Sí, será muy bueno. El Mercat es un gran motor comercial. Además, se quitarán a los marchantes de la Rambla Nova.

– ¿No le gustan allí?

– No. En la tienda vienen altos directivos de empresas como Rolex, y siempre intento que no vengan ni los martes ni los jueves. Si vinieran esos días y vieran el mercadillo, estoy seguro de que no me darían estas marcas para vender.

– ¿Cómo definiría la imagen que da el mercadillo?

– Penosa. Deben volver a la Plaça Corsini. Y me parece increíble que se planteen dejar el pavimento.

– El alcalde dice que habrá una consulta para decidirlo.

– Hay cosas que no hace falta ni votar... Dicen que es mejor que las baldosas, pero claro, dejan subir camiones, por lo que se rompen... Mire como están la calle August... el suelo está negro.

– El Mercat debía abrirse, en teoría, con El Corte Inglés. Y el gran almacén ya lleva más de seis años abierto.

– Su apertura es una muy buena noticia. Además, muchos de sus consumidores son de fuera de la ciudad, por lo que será un polo de atracción muy importante.

– Hay polémica con los paradistas por los servicios generales del edificio.

– Sí, y me parece increible que no tengan gas ciudad. Es una clara muestra sobre como se hacen la cosas en esta ciudad.

– ¿Cómo ve la llegada de IKEA?

– No podemos ir contra el mundo. Es imposible evitar la llegada de estas multinacionales .

– Es mejor que estén en Tarragona que a cien kilómetros.

– Claro, porque la gente se irá igualmente a cincuenta minutos de aquí. Así que es mejor que los ciudadanos de Lleida vengan a Tarragona y no se vayan a Barcelona.

– Es un comprador específico que va donde esté la marca en concreto.

– Sí. En mi tienda me vienen clientes que antes se iban a Barcelona. Tarragona debe promocionarse más en Lleida.

– ¿El leridano es un mercado potencial para Tarragona?

– Sí, allí siempre ha habido mucho dinero y no tienen El Corte Inglés ni IKEA. Sólo tienen pequeño comercio, pero muy local.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También