Más de Tarragona

«Su llegada es la esperanza de que todo irá mejor este año»

Yinara y Eilan fueron los dos primeros bebés catalanes de este 2021. Ambos son tarraconenses. Sus padres ya podrán disfrutar de las 16 semanas del permiso de paternidad

CARLA POMEROL

Whatsapp
María del Carmen y Aleix, junto con su hija Yinara, ayer por la mañana, en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. FOTO: CEDIDA

María del Carmen y Aleix, junto con su hija Yinara, ayer por la mañana, en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. FOTO: CEDIDA

Los dos primeros bebes del año en Catalunya fueron tarraconenses. Sus nombres son Yinara y Eilan, de Constanti y Valls, respectivamente. Su llegada simboliza la esperanza de que este año que se acaba de estrenar sea mejor que el que se deja atrás. Así lo aseguran los padres. La más madrugadora fue Yinara Carmona Jiménez, que llegaba al mundo segundos después de las doce campanadas. Nació en el Hospital Joan XXIII de Tarragona y pesó 3,150 kg. Sus padres, Aleix y María del Carmen, tienen 17 años, son vecinos de Constantí y Yinara es su primera hija. La joven pareja se casó hace un año y medio y tener un bebé era su sueño.

Pocas semanas después de la llegada de la Covid-19, María del Carmen y Aleix anunciaban la noticia a sus familiares. Pasaron un confinamiento de lo más entretenido e ilusionante. La cosa empezó a ponerse seria el pasado jueves, sobre las dos de la madrugada. «Mi mujer empezó a notar las contracciones, pero hasta las nueve de la mañana no nos fuimos al hospital. Unas horas más tardes, a las doce en punto de la madrugada, llegaba nuestra hija», recuerda emocionado Aleix. La pareja se conoce desde hace muchos años y empezaron su relación de noviazgo cuando ambos tenían tan solo 13 años. Ayer llegaba el fruto de su amor.

María del Carmen explicaba que el parto no fue nada doloroso. «Todo fue normal, como estaba previsto», dice la madre, quien asegura que esto es solo el principio. «Si pudiéramos me gustaría tener hasta cinco o seis hijos», añade entre risas en la cama del hospital. «Ahora mismo, siento que es el día más feliz de mi vida. Ha nacido lo más importante que tengo», asegura. El bebé se adelantó, ya que según María del Carmen, «salía de cuentas el día 2 de enero». Yinara quería ser la primera y lo consiguió. «Como gitanos, nos gusta seguir todas las tradiciones. Así que ya estamos pensando en el bautizo, que lo celebraremos cuando podamos», añade Aleix, el padre.

Los progenitores de Yinara tenían muy claro el nombre de su hija. Así se llamaba la hermana de la madre de la recién nacida. «Mi hermana pequeña falleció a los dos años, cuando el techo de la masia donde vivíamos se derrumbó. Por ese entonces yo tenía nueve años, pero sabía que cuando tuviera una hija le pondría su nombre como homenaje y recuerdo», explica la joven María del Carmen.

Yinara no solo ha sido el primer bebé de Catalunya, también de España. La pequeña tarraconense comparte podium con Adam, quien nacía casi a la vez en el Hospital de Hellín, en Albacete.

«No quería que naciese en 2020»

El segundo bebé de Catalunya también fue tarraconense. Eilan nació pasado un minuto de la medianoche, mientras el resto del mundo se abrazaba y celebraba el año nuevo. Se convertía así en el segundo bebé catalán de 2021. «Estamos contentos porque no queríamos que nuestro hijo naciera en el año 2020, por eso de no estar gafado. Así que deseo cumplido», explicaba ayer por la mañana Mar González, la madre del pequeño Eilan, quien añadía que «con su llegada, vuelve la esperanza para que tengamos un año mejor».

00.01 horas: Eilan nace en el Pius Hospital de Valls

Eilan nació en el Pius Hospital de Valls y pesó 3,605 kg. Sus padres, Mar y Rafa, viven en Valls, aunque la madre nació en Teruel. Ambos tienen 42 años y se conocieron hace tres años en las fiestas mayores de la capital del Alt Camp, por Sant Joan. Para Mar, Eilan es su segundo hijo, y para Rafa, el primero.

La pareja llevaban meses queriendo ser padres y el pasado 30 de abril, en pleno confinamiento, llegaba la gran noticia. Ha sido un embarazo tranquilo. También lo fue el parto. Así lo recuerda Mar: «Sobre las siete y pico de la tarde del día 31, empecé a notar alguna cosa. A las ocho rompía aguas. Me duche rápidamente y ya nos dirigimos hacia el hospital. Entraba a las nueve con contracciones cada minuto. A la doce menos cinco de la noche, empecé a apretar con la ayuda de la epidural. Tres empujones y Eilan llegaba al mundo». Mar añade que «el equipo que me ha atendido ha hecho un trabajo impecable».

Mar recuerda como entonces la comadrona miró el reloj que hay en el paritorio y dijo: «Si no es el primero, será el segundo», recuerda la madre. Eilan es tranquilo, solo come y duerme y no llora. El nombre lo escogió la pareja durante un viaje a Fuerteventura, previo a la llegada de la pandemia. «Escuchamos como llamaban así a un niño y nos encantó. Lo tuvimos claro desde el primer momento», explica Mar, quien se muestra convencida de que «Eilan es el resultado del amor que tenemos Rafa y yo. Es una versión mejorada de nosotros».

16 semanas de permiso

Una de las principales novedades de este año es que, a partir de ayer, el permiso por paternidad se amplía y pasa a ser de 16 semanas. De este modo, se equiparan los permisos de los dos progenitores, que son con el 100% del salario y de forma intransferible, es decir, que un progenitor no puede ceder semanas al otro. Los padres de los recién nacidos estarán de permiso obligatorio y a jornada completa durante las seis primeras semanas posteriores al parto.

1.12 horas: Arec ve la luz en el Hospital del Vendrell
17.17 horas: Carla nace en el Hospital Sant Joan de Reus

Temas

Comentarios

Lea También