Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona no renuncia a luchar por los trenes de altas prestaciones

El Ayuntamiento asegura que se está trabajando con las principales ciudades para llegar a un acuerdo consensuado de territorio

Núria Riu

Whatsapp
Imagen de la estación urbana de Tarragona, que en los próximos meses podría perder los servicios de larga distancia.  FOTO: DT

Imagen de la estación urbana de Tarragona, que en los próximos meses podría perder los servicios de larga distancia. FOTO: DT

El Ayuntamiento de Tarragona asegura que no renuncia a perder los trenes de altas prestaciones  –Talgos y Euromed– cuando entre en funcionamiento la variante del Corredor del Mediterrani. Argumentan que se está trabajando en una propuesta consensuada de territorio, que ayude a resolver los interrogantes que se presentarán en los próximos meses. Es la respuesta del grupo municipal del PSC después de que esta semana la formación local de ERC presentara públicamente una moción para que la ciudad solicite que se refuercen las conexiones entre Tarragona y Barcelona cuando estos convoyes dejen de parar en la ciudad

«Consideramos que la moción de ERC es tirar la toalla», defendía la portavoz del grupo municipal del PSC en el Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria. La concejal lamenta que «partan de la base de que estos trenes dejarán de pasar». Una opción que por el momento el Consistorio no contempla. Por ello, solicitarán a los republicanos que retiren la moción y, en todo caso, los socialistas ya han dicho que no votarán a favor. 

Anualmente más de dos millones de pasajeros utilizan la estación urbana de Tarragona

Floria aseguró que «no podemos entrar en un debate que abre un partido político», ya que «se trata de una cuestión que va más allá, porque afecta al conjunto del territorio». Y, en este sentido, apuntó que el mismo alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, junto con el concejal de Territori, Josep Maria Milà, forman parte de la delegación que está dialogando directamente con el resto de ayuntamientos para impulsar esta propuesta conjunta. Esta mesa de diálogo se ha abierto sobre todo con Reus, pero en ella participan también los alcaldes del resto de municipios afectados del Camp de Tarragona, además de la Generalitat y las plataformas en defensa del transporte público.

Desde la ciudad de Tarragona una de las prioridades está en mantener estos servicios ferroviarios. No obstante, hay otras cuestiones, como la necesidad de impulsar un by-pass, a la altura de La Pobla de Montornès, para que los convoyes puedan incorporarse a la línea del AVE Madrid-Barcelona y reducir el tiempo del trayecto hasta la capital catalana en menos de una hora. 

La instalación del tercer carril de forma provisional, la recuperación de la línea Reus-Roda y un tren lanzadera desde la estación urbana a la estación del AVE Camp de Tarragona son otras de las cuestiones que la ciudad quiere incluir en esta propuesta de mejora de los servicios ferroviarios.

El Ayuntamiento de Tarragona defiende que anualmente más de dos millones de pasajeros utilizan la estación urbana. «No renunciaremos a tener unos servicios de primer nivel», afirmó la teniente de alcalde.

Temas

Comentarios

Lea También