Tarragona tendrá un Parc de Bombers más grande

Se ampliará en 600 m2 hasta llegar a los 2.300. La previsión es que las obras empiecen a finales de 2022 y duren un año, con una inversión de alrededor de los 4,5 millones de euros

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Imagen del edificio y de las cocheras del Parc de Bombers. FOTO: PERE FERRÉ.

Imagen del edificio y de las cocheras del Parc de Bombers. FOTO: PERE FERRÉ.

El nuevo Parc de Bombers de Tarragona podría ser una realidad a finales de 2023. El proyecto contempla derribar la actual edificación del polígono Francolí y alzar en el mismo espacio unas nuevas instalaciones, que crecerán en un 34% de superficie construida. Dicho de otra forma, pasarán de los 1.711 m2 actuales a los 2.300. Aunque las cocheras también se levantaran completamente nuevas y serán algo más espaciosas, será el edificio en el que se encuentran las dependencias de los bomberos el que sufrirá la mayor parte de la ampliación. En este sentido, el nuevo parque tendrá una orientación a la inversa. Es decir, el edificio se ubicará al otro lado de la cochera, de modo que mientras se construya se podrá seguir utilizando el actual, el cual será derribado cuando el traslado se haga efectivo. Entonces, se derrumbará la cochera y se construirá la nueva.

El proyecto básico ya está cerrado y el ejecutivo se entregará durante los cuatro próximos meses. Será en febrero cuando se podrá iniciar el proceso de licitación y se prevé que las obras empiecen a finales de 2022. Durarán un año, con lo que a finales de 2023 el nuevo Parc de Bombers de Tarragona podrá ser una realidad. De hecho, es una larga reivindicación de los propios bomberos del cuerpo de la ciudad la de rehabilitar las actuales instalaciones. Fueron construidas en 1980 y durante estos 40 años no se ha realizado ninguna reforma estructural. Así lo lamenta el Cap de la Regió d’Emergències de Tarragona, Albert Ventosa, que señala que «se trata de un edificio que sufre una serie de patologías que, junto a una distribución de los espacios propia de hace 40 años, provoca que no responda a las necesidades actuales».

En este sentido, Ventosa destaca que una de las principales mejoras será el aumento del espacio de las dependencias. Se encuentran en la primera planta del edificio y es donde los bomberos hacen vida mientras no hay servicios ni prácticas durante las guardias de 24 horas. Eso es la cocina, las salas de descanso, el comedor, entre otros, además de zonas como la aula de formación o el secador de los equipos de protección individual (EPI). «Los recintos actuales son pequeños en relación al número de bomberos que tenemos en el parque, que es de los más grandes de Catalunya en número de personal y de vehículos», comenta Ventosa. En total son 11 vehículos de todas las tipologías y 57 bomberos, a los que se suman seis de refuerzo en las campañas forestales.

Además del aumento de la superficie los espacios, el Cap d’Emergències asegura que el proyecto también contempla una mayor y mejor separación las áreas sucias de las limpias. «Las zonas sucias son las que pisas cuando llegas de realizar un servicio y las limpias son las dependencias de descanso, donde se accede una vez te has duchado. En el nuevo edificio estos dos espacios estarán mejor diferenciados», sostiene Ventosa. Finalmente, lamenta también que hay problemas de salubridad debido a que hay varias plagas, algunas instauradas en el mismo edificio y otras que vienen del entorno industrial, de cucarachas y mosquitos. «Esto, que se añade a que las instalaciones son viejas, comporta que se tenga que modificar el edificio por completo y se ha optado por una renovación total», dice Ventosa.

A todo esto, el responsable del Parc de Bombers cuenta que han trabajado conjuntamente con el Ayuntamiento para que este realice una serie de actuaciones de adecuación de los alrededores del parque en materia de aceras, iluminación y alcantarillado. Ventosa asegura que cuando se producen lluvias intensas las cloacas no recogen bien el agua y esta acaba en el patio y en la cochera. Estas mejoras se podrían producir a la vez que se realizan las obras de reforma de las instalaciones.

Más mujeres en el cuerpo

Uno de los ejemplos de ampliación de los espacios es que el proyecto incluye la construcción de un vestuario femenino, ante el creciente interés de muchas mujeres por esta profesión. Ventosa señala que «actualmente solo hay una mujer en el cuerpo de Tarragona y dispone de un vestuario creado específicamente para ella». En la última convocatoria para acceder al cuerpo, que oferta 250 plazas, se han presentado un total de 422 mujeres, una cifra nunca vista, de las cuales 42 son de la provincia de Tarragona. «Desde la dirección general se ha hecho un llamamiento a que se presentaran mujeres y así abrir conciencia de que esta profesión no es exclusiva de hombres, ni mucho menos», finaliza Ventosa.

Temas

Comentarios

Lea También