Constantí sustituye la cabalgata por el Magatzem Reial

El Ayuntamiento repite la experiencia del año pasado para evitar aglomeraciones

| Actualizado a 05 enero 2022 06:40
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Por segundo año consecutivo, Constantí no tendrá cabalgata de Reyes. En su lugar, el Ayuntamiento de esta localidad ha decidido montar un Magatzem Reial, que a lo largo de todo el día de hoy estará en las dependencias del pabellón municipal donde Melchor, Gaspar y Baltasar harán entrega de los regalos a los más pequeños.

El alcalde de Constantí, Oscar Sánchez, asegura que la decisión se tomó «desde el inicio, cuando vimos el elevado riesgo de contagio de la variante Ómicron». Por este motivo, se decidió que en lugar de preparar la tradicional rúa,  que imposibilitaba el hecho de controlar las aglomeraciones, se montaría una ‘cabalgata’ estática, con todas las medidas de seguridad para poder disfrutar de la celebración sin riesgos.

El campamento Real se ha instalado en el pabellón municipal, que en los últimos días se ha preparado y decorado para que Sus Majestades puedan recibir a los vecinos de esta localidad, que previamente habrán solicitado la cita para que el acceso se haga de forma regulada. «Antes de hacer una cabalgata descafeinada, decidimos repetir la experiencia del campamento del año pasado, que fue todo un éxito», afirma Sánchez.

Los pajes y elfos que ayudan a los Reyes Magos recibirán a las familias en las puertas del pabellón, para acompañarlas al interior. Este ha sido cuidadosamente ornamentado para hacer la estancia más agradable y para que Sus Majestades puedan traer los regalos con los camellos y la ayuda de un tren.

A continuación, Melchor, Gaspar y Baltasar llamarán a los niños para hacerles entrega de los regalos e incluso podrán establecer una pequeña charla para acabar de conocer si los niños se han portado bien, en los cinco minutos asignados por familia. «Pueden hacerse fotos e incluso es mejor, porque pueden acercarse más e incluso hablar», afirma el alcalde. Algunos de los más pequeños ya pudieron ver el ambiente que se encontrarán Sus Majestades durante el día de ayer, cuando los pajes recogieron las cartas. 

Comentarios
Multimedia Diari