Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Así se distribuyen los gastos de los hogares tarraconenses

    El desembolso de las familias sube un 4% en un año y registra el dato más alto desde 2009. Si no fuera por la inflación, no se gastaría más que en 2019. Vivienda y alimentos, lo que más dinero absorbe

    28 agosto 2023 12:54 | Actualizado a 29 agosto 2023 20:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Los hogares ya gastan más dinero que antes de la pandemia. En Catalunya, una media de 33.085 euros a lo largo de todo el año 2022, un 4,34% más que en 2021, cuando fueron 31.710, y un 0,5% más con respecto a 2019, año en el que, de media, las familias catalanas gastaron unos 32.916, según los sucesivos balances del Instituto Nacional de Estadística (INE). El último año en el que se llegó a un registro así de elevado fue 2009, con 33.394 euros de desembolso medio por hogar.

    Aunque la crisis económica ya había comenzado por aquel entonces, los vestigios de los años acomodados previos a la explosión de la burbuja aún estaban latentes. En la actualidad, sin embargo, son muchas las diferencias que existen entre estos años y aquellos. Por ejemplo, que, con los 33.085 euros de 2022 no se compra, ni por asomo, la misma cantidad de productos que con los 33.394 de 2009.

    La inflación, ese problema con tantos tentáculos, es la gran causa: las familias gastan ahora más, generalmente, porque todo es más caro. De hecho, si se elimina el efecto inflacionario y, en consecuencia, se tienen en cuenta los llamados ‘precios constantes’, se observa que el gasto de 2022 sí que fue mayor que el de 2021 y el de 2020, pero no superó al de 2019. Con lo cual, el resumen podría ser que sí, se gasta más que antes de la pandemia, pero a regañadientes por la subida generalizada de precios.

    $!Así se distribuyen los gastos de los hogares tarraconenses

    El economista Antoni Cunyat, profesor colaborador de la Universitat Oberta de Catalunya, lo corrobora: «Borrando el efecto inflacionario, la subida del gasto es mucho menor». «A pesar de todo, es cierto que sí ha habido un incremento real», confirma el profesor, ya que, tal y como argumenta, «la contracción que se produjo con la pandemia ha desembocado en una expansión cuando esta, prácticamente, se ha terminado; no deja de ser algo estadístico».

    A partir de 2009, la crisis inmobiliaria fue, progresivamente, reduciendo el gasto de las familias en Catalunya hasta el año 2013, cuando se alcanzó el dato más pequeño desde 2006: de 29.362 euros. Ese punto marcó el inicio de una época en la que el desembolso de las familias subió hasta llegar el virus.

    «El aumento del consumo no ha sido tan grande como el del gasto», Antoni Cunyat, economista y docente en la UOC

    Las familias que más gastan son aquellas formadas por dos adultos con dos hijos dependientes, con 43.718 euros anuales, una subida del 11,5% si se compara con 2021. A estos hogares se les va, de media, más dinero que a aquellos formados por dos adultos con tres o más hijos dependientes. Los domicilios unipersonales con integrantes de menos de 65 años han sido de los pocos que han reducido el gasto: un 4,2%, concretamente. Sin embargo, las casas unipersonales con inquilinos de más de 65 años lo han aumentado en un 17,6%.

    Por otra parte, el desembolso medio por persona fue, teniendo en cuenta la inflación, de 13.479 euros en el pasado año, un repunte del 4,8% con respecto a 2021 y de un 0,5% en comparación con 2019. El de 2022 es el mayor dato desde que se empezó a contabilizar esta estadística en 2006. No obstante, en términos constantes (sin contar la subida de precios), tampoco se supera el gasto prepandemia.

    Los únicos gastos que crecen desde 2019 son la vivienda, los alimentos, la enseñanza y la sanidad

    «La inflación, el cambio climático, la guerra de Ucrania y todas las noticias negativas que últimamente ha habido te llevan a decir ‘pues vamos a compensarlo viviendo alegremente’», expresa el economista tarraconense Rafael Muñoz, que ofrece otra de las claves que puede haber provocado este aumento. Por su parte, la economista Concepció Patxot, profesora de la Universitat de Barcelona y colegiada del Col·legi d’Economistes de Catalunya, afirma que «al haber crecido la ocupación laboral, es normal que se gaste más».

    Muñoz expone que «lógicamente, por la subida de precios, que crezca el desembolso no significa necesariamente que se incrementen las compras, sino que, por la misma cantidad de producto, están cobrando más que antes».

    Más consumo, pero más ingresos

    La inflación es uno de los factores que diferencian los 33.085 euros de gasto medio por hogar que ha habido en 2022 con los 33.394 que hubo en 2009. En palabras de Muñoz, «una vez han subido los precios, es muy difícil que bajen». «El IPC, el precio medio del alquiler y el precio del dinero de 2008 no tienen nada que ver con los actuales», añade.

    «Al haber crecido la ocupación laboral y, por ende, tener más ingresos, es normal que se gaste más», Concepció Patxot, economista y docente en la UB

    Otra de las disparidades son los ingresos por hogar. La renta neta media anual en Catalunya era de 33.064 euros en 2009 y de 36.163 en 2022. «El crecimiento de los ingresos tras la pandemia ha traído consigo más gasto», apunta Patxot.

    ¿Qué es en lo que más se gasta?

    Lo que más dinero se come es, sin duda, todo lo que comprende la vivienda, el agua, la electricidad y otros combustibles, un desembolso anual que ha subido en casi mil euros en comparación con el año 2019. Es el único gasto que ha subido desde entonces, junto a la sanidad, a la enseñanza y a los alimentos, que es lo segundo a lo que más dinero se destina.

    El gasto en productos alimenticios ha escalado un 15,5% desde el año previo al coronavirus. Absorbe casi 5.000 euros anualmente. La carne es lo que más cuesta, seguido del pan, los cereales, las legumbres y las hortalizas.

    Seguidamente, se encuentra el transporte. Un epígrafe que se divide, por ejemplo, en la adquisición de vehículos, el transporte público, el coste de los carburantes y el mantenimiento y la reparación, entre otros aspectos.

    En cuarto lugar, se encuentran la restauración y los hoteles, que, pese a que han subido en el último año, no llegan aún a los registros de 2019. Y es que el turismo todavía no se ha recuperado del todo del obstáculo que representó la pandemia. De hecho, durante los años previos a 2019, el gasto en hoteles y restaurantes ya venía reduciéndose.

    «Estamos gastando más por la misma cantidad de productos», Rafael Muñoz, economista

    Cierran el top 5 el ocio y la cultura. Al igual que el turismo, es un sector que ha vivido un crecimiento que no llega a los valores previos a la Covid-19.

    El gasto en bebidas alcohólicas experimentó una subida del 14% entre 2019 y 2020. Desde entonces, el dinero que se dedica al alcohol ha ido bajando. Por contra, el inicio de la pandemia marcó una disminución del 29% en el desembolso en tabaco. Una bajada que se acentuó en 2021, pero que repuntó en 2022. Ya se gasta menos que nunca en tabaco –si se obvian los años de la pandemia–. Cunyat, quien certifica que «el ocio y la cultura aún no se han recuperado del todo», explica que «es curioso lo de las bebidas alcohólicas y el tabaco, cuyo desembolso está creciendo mucho menos o incluso reduciéndose en algunos casos».

    Obviando los años duros del coronavirus, ya se destina menos dinero que nunca al tabaco

    «Sí que es cierto que, en el último año especialmente, ha habido un crecimiento de la socialización: la gente sale más por ahí con los amigos, de viaje... a vivir, en definitiva», indica Muñoz. «Es la consecuencia de haber pasado unos años encogidos por la pandemia», añade.

    La inflación ha sido la gran culpable de que el gasto en los hogares catalanes haya llegado a registros que no se veían desde que explotó la burbuja inmobiliaria. Sin que haya habido un crecimiento significativo del consumo, el elevado precio de la mayoría de los productos y el encarecimiento de todo lo relacionado con la vivienda está haciendo que se pague más por lo mismo y que las familias tengan que empezar a tirar de ahorros.

    Así se distribuye el gasto medio anual por hogar

    Alimentos y bebidas no alcohólicas

    2019: 4.577 euros // 2022: 5.301 euros

    Bebidas alcohólicas y tabaco

    2019: 490 euros // 2022: 440 euros

    Vestido y calzado

    2019: 1.405 euros // 2022: 1.320 euros

    Vivienda, agua, electricidad y gas

    2019: 10.865 euros // 2022: 11.417 euros

    Muebles y artículos del hogar

    2019: 1.359 euros // 2022: 1.259 euros

    Sanidad

    2019: 1.117 euros // 2022: 1.374 euros

    Transporte

    2019: 4.102 euros // 2022: 3.459 euros

    Comunicaciones

    2019: 1.037 euros // 2022: 1.016 euros

    Ocio y cultura

    2019: 1.828 euros // 2022: 1.556 euros

    Enseñanza

    2019: 700 euros // 2022: 735 euros

    Restaurantes y hoteles

    2019: 2.825 euros // 2022: 2.547 euros

    Otros bienes y servicios

    2019: 2.660 euros // 2022: 2.612 euros

    TOTAL

    2019: 32.916 euros // 2022: 33.085 euros

    Comentarios
    Multimedia Diari