Scott Apps, el preso mediático, agrede a un funcionario en la cárcel de Tarragona

Este interno británico atacó a un funcionario de la cárcel de Tarragona y le ha provocado una fisura en la mandíbula

| Actualizado a 04 febrero 2021 19:53
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Scott Apps tiene 50 años y lleva ya tiempo dentro de la cárcel. Primero en la antigua de Tarragona y luego en Mas d'Enric, donde tiene celda en el módulo número 2. Este miércoles, dentro de sus repentinos ataques, golpeó sin motibvo aparente a un funcionario en el patio. Apps es un preso parco en palabras, pero se le conocen varios episodios de golpes a otros presos o a funcionarios. Según parece tienen problemas mentales y recibe tratamiento.

Poco después de las 17 horas, Apps golpeó en la cara al funcionario, que no se esperaba el ataque de este recluso de origen británico. Lo dejó noqueado en el suelo y no recibió ninguna agresión más. Los otros presos vieron la escena, pero no intervinieron.

Sí actuaron con diligencia los compañeros del funcionario, que redujeron al interno y se llevaron al compañero al centro médico de Mas d'Enric. La víctima fue atendida primero en las instalaciones carcelarias y después fue trasladado a la mutua que cubre el seguro médico de los trabajadores del centro penitenciario. Tiene una fisura ne la mandíbula y le han dado la baja.

El interno fue reducido por el resto de funcionarios y derivado hasta el DERT, el módulo especial para aislar a los presos por mal comportamiento o por protección (si hay amenazas contra ellos en los módulos asignados cuando entran en la prisión). Allí ya se ha pasado otras temporadas por diferentes motivos, también por agresiones. El interno, de origen británico tiene un largo historial de delitos con extrema violencia y anteriormente ya había protagonizado una serie de incidentes violentos en Mas d'Enric.

De hecho, Apps fue conocido mediáticamente por atacar en 2013 a un chófer del arzobispo de York y  a un clérigo en la Catedral de esta ciudad. Tras este incidente, en 2017 apareció como un sin techo por Tarragona y la Guàrdia Urbana lo detuvo en julio de 2017 porque pernoctaba en la calle y por la noche amenazaba y creraba inseguridad cerca de un local nocturno de la playa del Miracle. También se le atribuyeron robos y agresiones a otros indigentes.

CCOO, sindicato representado entre el funcionariado de Mas d'Enric ha enviado una nota denunciando una vez más "las agresiones a los profesionales penitenciarios" y exigiendo que "tienen que ser catalogadas como atentado contra la autoridad".

Comentarios
Multimedia Diari