Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Apaleado, quemado, tiroteado y atropellado: las últimas muertes violentas en Tarragona

    Los homicidios se disparan en la provincia este mes de octubre: uno sin resolver, el de Montblanc, y los otros delitos con los sospechosos entre rejas. Se han perpetrado en 24 días de diferencia

    22 octubre 2023 15:42 | Actualizado a 22 octubre 2023 20:14
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Un vecino de Montferri, en la comarca del Alt Camp, con antecedentes y una orden de alejamiento en vigor, ha sido el último detenido por ser el principal sospechoso de matar a otra persona en la provincia de Tarragona.

    La víctima, de 76 años, murió el sábado por la tarde en el hospital Joan XXIII de Tarragona al no poder superar las heridas irreversibles ocasionadas por el impacto de un coche esa misma mañana.

    Un atropello intencionado (esta es la hipótesis de la investigación del Área de Investigación Criminal AIC de los Mossos d’Esquadra) fue el detonante de las heridas irreversibles que terminaron en deceso.

    Por otro lado, la motivación del arrestado para buscar la muerte de su vecino podría tener conexión entre la mala relación entre la víctima y el acusado, ambos vecinos de esta localidad tarraconense. La investigación sigue su curso y el acusado, que se encuentra en dependencias de la comisaría de Valls, pasará a disposición judicial en las próximas horas, señalan fuentes de los Mossos.

    La defunción con indicios de criminalidad de este vecino de 76 años es la quinta muerte violenta que se registra en la demarcación en los últimos 24 días. Una cifra que rompe todas las estadísticas de los últimos años.

    Estos son las cuatro víctimas mortales de estas tres semanas negras de octubre:

    El primer muerto con indicios de criminalidad ocurrió en Reus el 29 de septiembre. Un hombre apaleó a otro en la calle Donotea, en el centro de la capital del Baix Camp, y se marchó. Las heridas terminaron provocando la muerte de la víctima en el hospital Sant Joan de Reus unos días más tarde. Y con el fallecimiento, Mossos intensificó la búsqueda del autor, que lo localizaría en Terrassa días más tarde.

    La segunda muerte se conoció el sábado 7 de octubre en un piso de la calle L’Estació de Montblanc. Es el único crimen sin resolver y al que todavía no hay un perfil del sospechoso. Un joven que estaba a punto de cumplir los 25 apareció en el suelo de su piso bocabajo y con un charco de sangre. El joven falleció de forma violenta y Mossos empezó la investigación para esclarecer los motivos y la autoría de este segundo crimen.

    La tercera muerte ocurría a escasos metros de la comisaría de los Mossos en el barrio tarraconense de Campclar. Un hombre recibía un disparo de una arma corta y moría en la calle el pasado día 10. El padre de la víctima recibía perdigonazos de una escopeta, pero su vida no corría peligro. El asunto puso en alerta a los Mossos, que cerraron la calle Riu Brugent hasta poder neutralizar a los sospechosos, seis de ellos pasaron a disposición judicial y cuatro ingresaron en prisión. Entre ellos el autor del disparo mortal. Las razones de esta reyerta con armas de fuego podría estar en una infidelidad de las partes implicadas.

    La cuarta muerte fue, posiblemente, la más macabra. Un hombre de unos 70 años y vecino de Reus mataba a otro hace de edad similar y vecino de Riudoms por desavenencias (esta es una de las primeras hipótesis de la Policía Autonómica). El acusado lo acuchilló e intentó borrar sus huellas quemando el cadáver en un huerto que tiene en su vivienda de la urbanización El Pinar. El cuerpo de la víctima fue localizado en estado carbonizado hace una semana.

    A estas cinco muertes con violencia en 24 días de diferencia, hay que sumar los dos crímenes, uno de un hijo a una madre en Reus y otro de carácter machista en Tarragona en lo que va de 2023. Estas dos muertes se enmarcan dentro de la violencia en el ámbito familiar y machista. En la provincia se han registrado 34 víctimas en las dos últimas décadas.

    Comentarios
    Multimedia Diari