Más de Costa

Movilización vecinal contra una nueva urbanización en Cunit

El Ayuntamiento propone una comisión de seguimiento, pero que no paralizaría el proyecto

José M. Baselga

Whatsapp
Movilización vecinal contra una nueva urbanización en Cunit

Movilización vecinal contra una nueva urbanización en Cunit

Vecinos de Cunit han iniciado movilizaciones para intentar frenar una urbanización con un centenar de casas y naves para actividades económicas en una zona de bosque en la que muchos van a caminar,  hacer deporte y que señalan como un área de esparcimiento.

El Ayuntamiento argumenta que todo ese terreno es urbanizable en el Plan General desde 2006 y que no pude paralizar el proyecto a no ser que asuma una indemnización de califica de millonaria.

Los contrarios a la urbanización señalan que pese a la catalogación de urbanizable desde hace décadas, los criterios de sostenibilidad, de urbanismo y  de sensibilidad han cambiado. También el modelo de municipio que debería pretenderse.

La zona del proyecto.
Cómo quedaría la urbanización.

En ese sentido anuncian movilizaciones y la presentación de alegaciones para intentar frenar ese nuevo crecimiento urbano. El grupo ecologista de El Vendrell (Geven) y entidades como SOSPenedès también critican el impacto del proyecto.
 

Comisión

El Ayuntamiento de Cunit ha ofrecido impulsar a comisión de seguimiento de ese plan parcial, que todavía no existe. En esa comisión quiere que participen vecinos del sector «y para recoger propuestas y sugerencias».

Sin embargo ese comité no es para debatir alternativas como la eliminación del proyecto, sino para poder hacer un seguimiento de lo que se pretende desarrollar. «Para que los vecinos tengan información de que todo se hace dentro de la legalidad», señalan en el consistorio.


El Ayuntamiento dice que «convocará tantas reuniones como sean necesarias para resolver dudas y poner sobre la mesa las cuestiones que considere oportunas». 

El Ayuntamiento aprobó en diciembre una modificación del plan parcial del municipio en esa zona que contempla 99 viviendas, de las que un 30% son de protección oficial.

La  Comissió Territorial d’Urbanisme (CUT) de Tarragona rechazó lo aprobado en marzo de 2019 para que la actividad económica prevista para la zona fuesen pisos turísticos. Propuso aumentar en 25 viviendas protegidas sin incrementar la edificabilidad y crear una franja verde para delimitar los sectores de la vivienda y de la actividad económica

La aprobación que hizo el actual gobierno permitiría 125 viviendas de las que la mitad serán de protección oficial. Pero para urbanizar la zona se necesita la aprobación por parte del Ayuntamiento de un plan parcial.

Los vecinos contrarios a la prevista urbanización han creado una página de Facebook en la que recogen iniciativas para intentar paralizar la obra y en la que muestran su rechazo.

Temas

Comentarios

Lea También