Legionario, la apuesta ganadora en el Cós de Sant Antoni

Vila-seca acudió al Parc de la Torre d’en Dolça para presenciar de nuevo en directo a los puras sangres y ver ganar a uno de los mejores de la historia  

| Actualizado a 17 enero 2022 06:01
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

"Hemos visto tres buenas carreras; las tres distintas, pero emocionantes que es lo que este deporte transmite. Y el público ha disfrutado, así que estamos todos muy satisfechos». Las palabras de Paulino Ojanguren, director del Jockey Club Español, la entidad que organiza las competiciones profesionales de caballos, ilustran a la perfección lo sucedido en el regreso del Cós de Sant Antoni de Vila-seca, que no defraudó absolutamente a nadie. Ni a los más entendidos expertos ni a los aficionados vila-secanos de a pie, que de nuevo volvieron a pisar el Parc de la Torre d’en Dolça para ver galopar en directo sobre la arena a los siempre espectaculares pura sangres.

El público pudo presenciar las carreras, in situ, tres años después. Tras la suspensión de 2020 por el aguacero caído en estas fechas; tras la imposibilidad de acudir a la instalación en 2021 a causa de la pandemia por el coronavirus (se realizaron sin público aunque se emitieron en directo a través de TAC12), este domingo era un día muy esperado. Y se palpaba en el ambiente.

La climatología además acompañó y los vila-secanos respondieron al evento, uno de los que tienen señalados anualmente en rojo en su calendario y cuya celebración coincide con la Festa Major d’Hivern del municipio en homenaje a Sant Antoni. No hay datos oficiales pero al menos unas 5.000 personas,  respetando en todo momento las medidas sanitarias, se congregaron alrededor de la cuerda del circuito, de 800 metros, y la concurrrida zona de refrigerios, artesanía, paddock y la caseta de las apuestas.

Quienes se decidieron a invertir algunos euros -una tradición de las carreras del Cós- tenían claro en sus pronósticos el nombre de al menos un caballo: Legionario. Este pura sangre de la cuadra Santa Bárbara figuraba en todas las quinielas como el gran favorito a la victoria en el Gran Premi Ajuntament de Vila-seca, el más importante de los tres que se disputaban y también el más largo (2.500 metros de distancia y tres pasos por la línea de meta).

Nadie dudaba de su superioridad por los resultados que acumula en los últimos meses, con numerosas victorias tanto en arena como en superficie de fibra. «Es este, papá. Fíjate los músculos que tiene en las piernas», comentaba en la zona del paddock un joven aficionado a su padre mientras ambos contemplaban a los cuatro participantes en la carrera mejor dotada económicamente del día. 30.000 euros se repartían en total en Vila-seca.

Y así fue a la hora de la verdad. El pura sangre propiedad del duque de Alburquerque, montado por el jockey sevillano Ignacio Melgarejo, tomó la delantera superada la primera mitad de la carrera y fue incrementando progresivamente su ventaja a medida que se acercaba a la línea de llegada, para entrar en meta con bastantes cuerpos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor.

El  verdadero acierto

Lo más díficil, en este caso, era acertar quién entraría detrás de Legionario (en las apuestas hay que acertar el primer y segundo clasificados). 

Sund of Victoria, de la Yeguada Terrer y montado por Nicholas Saccu, e Idole Rylae, de  la Cuadra Alegre y con C. Pérez a sus lomos, fueron finalmente segundo y tercero.

Nayade y Adaaylight fueron los otros ganadores en el hipódromo

Los aficionados de Vila-seca presentes ayer en la Parc de la Torre d’en Dolsa tuvieron el honor no sólo de ver ganar a Legionario, sino que además presenciaron el triunfo «de uno de los mejores caballos que hay ahora mismo en España y de los que probablemente haya habido nunca sobre la arena. Aquí lo ha demostrado, es mucho mejor que los demás», explicó el propio Paulino Ojanguren.

Este pura sangre que entrena en la finca de Luca de Alburquerque en Madrid se va ahora de Vila-seca a Francia, donde se desarrolla en breve un meeting de invierno en fibra. 

Antes, en la primera carrera del día, el Premi Torre d’en Dolça disputado sobre 1.700 metros de distancia, el vencedor fue el caballo Nayade, de la cuadra Costa la Vall, montado por José Luis Borrego. Precedió a  Azorín (El Sable, Nicolás de Julián) y a Briareo (MP Racing, Marc Pulido).

Mientras, en la tercera y última de las pruebas del día, el Premi Patronat Municipal de Turisme de Vila-seca, sobre 1.700 metros, el ganador no se supo hasta la propia línea de llegada, donde por tan solo medio cuerpo de diferencia Adaaylight Danger, de la cuadra Mad Men y montado por Nicholas Saccu, se impuso a Aldufoof (Alegre, Nicolás de Julián) y a Alaska (Costa la Vall, José Luis Borrego).

Comentarios
Multimedia Diari