El complejo químico, fuente de inversiones constantes hacia una industria circular

Dentro de la estrategia de sostenibilidad y conectadas a la Industria 4.0, la mayoría de compañías inyectan presupuesto para adecuarse a las nuevas necesidades

| Actualizado a 22 marzo 2022 08:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

En el polo petroquímico de Tarragona se suceden las inversiones empresariales, tanto las ya anunciadas y puestas en marcha como las que se encuentran en fase de despliegue, con la vista puesta en la transición hacia una química circular y conectada a la Industria 4.0.

A continuación se desgrana una pincelada de algunas de ellas.

Clariant

Dentro de la estrategia de sostenibilidad, en su fábrica de Tarragona, Clariant está desplegando un huerto solar para producir el 25% de la energía eléctrica que consumen sus procesos. En total, son unos 5.000 paneles solares que ocupan una superficie de unos 15.000 metros cuadrados. La energía generada por esta instalación permitirá reducir la emisión de unas 1.200 toneladas año de CO2 a la atmósfera, lo que supone más de un 10% total del impacto de las emisiones directas del site y sobre un 0,6% de las emisiones directas de la unidad de negocio ICS a la cual pertenece la planta tarraconense. Asimismo, en cuanto a inversiones, la multinacional suiza apostó en 2018 por el aceite de oliva como materia prima para sus productos cosméticos, con una inyección de 5,2 millones de euros en el centro de producción que tiene en La Canonja. 

Covestro

Coincidiendo con el 50 aniversario de su centro en Tarragona, la multinacional alemana refuerza su apuesta por el polígono químico sur. Entre los últimos proyectos de Covestro destaca la planta de cloro, que supone una inversión de 200 millones de euros y la creación de 40 puestos de trabajo. La planta representa el 89% de la inversión total de la multinacional en Catalunya, cifrada en 225 millones de euros. Quedará lista a mediados de este año.

Ercros

Por lo que respecta a Ercros, invertirá más de 40 millones en sus fábricas de la provincia de Tarragona, en el marco de su plan 3D centrado en aumentar la sostenibilidad de la empresa con diversificación, digitalización y descarbonización. Concretamente, el 85% de la inversión se destinará a nueve proyectos de descarbonización para tratar de reducir el impacto en el medio ambiente. Los proyectos centrados en la digitalización supondrán un 13% de la inversión total y el 2% restante se destinará a un gran proyecto de diversificación, especialmente en Tortosa.

Messer

En septiembre de 2020, en plena pandemia, Messer anunciaba la construcción de una nueva planta de fraccionamiento de aire (ASU) en su site de Vila-seca. El nuevo proyecto  amplía las actividades de la compañía, aumenta su competitividad y refuerza su futuro crecimiento. La producción y comercialización de gases del aire constituyen el negocio principal de Messer. Las plantas de producción son sostenibles, con cero emisiones contaminantes. Su materia prima es el aire que se respira. Mediante un proceso de fraccionamiento criogénico se separa el aire en sus componentes: nitrógeno, oxígeno y argón. Estos productos se utilizan en casi todos los sectores industriales, en la investigación y ciencia, así como en el sector sanitario. 

Vopak Terquimsa

A mediados de 2020 Vopak Terquimsa acometía las obras de la ampliación de la terminal en el Muelle de la Química del puerto tarraconense coincidiendo con el 50 aniversario de la compañía. Ello suponía ampliar en 60.000 metros cúbicos su capacidad en el Port de Tarragona en los últimos seis años, con una inversión total de 34,5 millones de euros. Con 455.903 metros cúbicos de capacidad en la actualidad, las instalaciones de Vopak Terquimsa en Tarragona son las de mayor envergadura de la compañía, que cuenta además en el Puerto de Barcelona con otros 213.000 metros cúbicos de capacidad de almacenamiento.

Comentarios
Multimedia Diari